Revelan nacionalidad de tres sacerdotes filmados en bar gay de Roma

lunes, 2 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de agosto (apro).- La nacionalidad de los tres sacerdotes católicos que el mes pasado fueron captados en video, sosteniendo relaciones homosexuales, fue revelada hoy por el diario italiano La República. Se trata de un italiano, un francés y un sudamericano.

En su edición de este lunes, el diario señala que la diócesis de Roma emprendió una investigación “rápida y reservadísima”, mediante la cual identificó los nombres, apellidos, nacionalidades y cargos eclesiásticos de estos tres sacerdotes gay, quienes por las noches suelen frecuentar los bares de homosexuales de Roma.  

De acuerdo con La República, “se trata de tres monseñores, un italiano, un francés y un sudamericano en servicio en dos dicasterios del Vaticano y en el vicariato, donde desarrollan delicadas funciones en el campo de la administración de la justicia, de los medios y de las relaciones con otras religiones”.

Agrega que, como todos los sacerdotes que trabajan en la administración vaticana, estos curas gay también presiden ceremonias litúrgicas, sobre todo oficiando misas cotidianas en distintas parroquias de Roma.

Pese a que la diócesis de Roma ya identificó plenamente a los tres curas, el diario indica que “ninguna autoridad eclesiástica hasta ahora se ha preocupado por pedirles cuentas” sobre sus relaciones homosexuales.

Mientras, en Italia prosigue el escándalo desatado el pasado 23 de julio por el semanario Panorama, que dio seguimiento a la vida nocturna de estos tres sacerdotes, quienes, como muchos otros,  suelen frecuentar por las noches los bares romanos.

Un reportero del semanario sostuvo relaciones con los sacerdotes y fue así como logró filmarlos con cámara de video. Además, publicó la crónica titulada “Las noches locas de los curas gay”, en la que da cuenta de las andanzas nocturnas de quienes hoy se sabe son funcionarios del Vaticano.

Tan pronto se publicó, la diócesis de Roma deploró la crónica en un largo comunicado de prensa, en el que aseguró que la finalidad de Panorama era sólo “crear escándalo, difamar a todos los sacerdotes y desacreditar a la Iglesia”.     

Comentarios