Gobernador de Texas pide a Obama mil efectivos de la Guardia Nacional

lunes, 9 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de agosto (apro).- El gobernador de Texas, Rick Perry, advirtió hoy que la violencia generada por el crimen organizado en el norte de México, puede trasladarse a la entidad, debido a la escasa presencia de fuerzas federales.

En una carta enviada hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el gobernador texano solicitó “el urgente despliegue” de mil soldados de la Guardia Nacional para reforzar la vigilancia en la frontera con México.

La misiva fue entregada en Austin, la capital de Texas, a la consejera presidencial Valerie Jarret. En ella, el gobernador Perry advirtió que “es sólo cuestión de tiempo” para que la violencia generada por los cárteles del narcotráfico “afecte a más inocentes estadunidenses”.

El mandatario texano solicitó, adicionalmente, el despliegue de aviones no tripulados. A su juicio, son insuficientes los 286 efectivos que fueron asignados por el gobierno federal para cubrir los mil 920 kilómetros de la frontera texana.

Este lunes, el presidente Obama visitó la universidad de Texas, en Austin, y encabezó actos privados para recaudar fondos de campaña.

En su carta, el gobernador Perry advirtió que la “extrema amenaza” que se está gestando en la frontera sur por la presencia de los cárteles de las drogas y de pandillas internacionales.

“No podemos permitir a estos cárteles creer que son libres de extender sus alcances a través de la frontera, dentro de suelo estadunidense”, refirió.

Comentarios