Gran Bretaña: alertas sobre México

lunes, 27 de septiembre de 2010

LONDRES, 24 de septiembre (apro).- El nuevo Gobierno de coalición de Gran Bretaña encabezado por el conservador David Cameron envió esta semana una señal de alerta a México por su “creciente” problema de la narcoviolencia, y advirtió a los ciudadanos británicos evitar viajar a ciertas partes del país por el “preocupante” aumento del crimen, los secuestros, asesinatos y agresiones en todo el territorio nacional.

           En un documento emitido por el Foreign Office (Cancillería británica) el pasado 18 de septiembre en su sitio de Internet www.fco.gov.uk, las autoridades británicas pidieron evitar viajar, entre otros sitios, a Ciudad Juárez, Chihuahua, “donde hay un alto nivel de violencia vinculada a las drogas y la actividad criminal”.

           Dijo que también se incrementaron los incidentes de violencia en los estados de Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, “incluidas Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Tampico”.

           En ese sentido, el Gobierno de Londres pidió a los británicos “ser cautelosos en todas estas áreas”.

            “Aunque los viajes a México tienden a no tener problemas, el crimen y los secuestros continúan. (El visitante británico) debe estar particularmente alerta en áreas turísticas, especialmente en el transporte público y cuando lidia con policías”, agregó.

           Según el informe británico, los turistas deben evitar retirar dinero de un cajero automático cuando está siendo llenado de efectivo “porque se ha reportado un gran número de robos armados durante estas transacciones”.

           En su sección acerca de la criminalidad, el Foreign Office indicó que ese flagelo “está en aumento” en México, al señalar que cada año se reportan 100 casos de pasaportes robados en la embajada británica.

           “Debe tratar de pasar por desapercibido en cómo se viste y evitar llevar joyas caras o relojes. Debe estar particularmente alerta en el transporte público, en aeropuertos, estaciones de autobús y sitios turísticos. Los pasajeros han sido robados y asaltados por taxistas sin licencia, en particular en el Distrito Federal”, continuó.

          Advirtió que el mayor número de delitos y crímenes vinculados a los taxis en el DF ocurren en la delegación Ixtapalapa.

           Además, afirmó que los robos en autobuses “son comunes” y pidió a los británicos “viajar durante el día y en autobuses de primera clase”, para evitar atracos en las rutas.

           En su reporte, pidió a las mujeres “estar particularmente en alerta”, ya que pueden estar en peligro de ser “violadas en micros, principalmente en el sur del Distrito Federal”.

           “La mayoría de los ataques contra mujeres ocurre temprano en la mañana o tarde por la noche. También se reportaron abusos sexuales contra mujeres en áreas turísticas como Cancún”, agregó.

           La cancillería británica admitió que, aunque la mayoría de los empresarios británicos sigue operando en México, debido a la situación de seguridad “muchos han elegido contratar seguridad privada” para protegerse de delincuentes y criminales.

           En la sección sobre Secuestro, el informe indicó que un problema cada vez más frecuente en México son los “secuestros express”, en especial en áreas urbanas como el Distrito Federal.

          Y subrayó que, en caso de ser víctima de un secuestro, es preferible retirar dinero y pagar a los agresores para de esa forma evitar la muerte.

           “También pueden registrarse secuestros a largo plazo con fines económicos, y en algunos casos con la complicidad de agentes policiales”, señaló.

 

Aumento de la violencia

 

Respecto de los incidentes “serios” de violencia, el Foreign Office en Londres alertó que la narcoviolencia en México “se está incrementando, en particular en los estados de Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Baja California, Michoacán, Morelos y Guerrero”.

           “Ha habido un reciente incremento en el número de crímenes, asesinatos, enfrentamientos y bloqueos de rutas vinculados al narcotráfico y la pelea de carteles de la droga, incluidas áreas alejadas de las fronteras con Estados Unidos”, añadió.

             Sostuvo que la situación de seguridad en México “es fluida”, y agregó que los enfrentamientos armados entre las fuerzas de seguridad y los narcotraficantes “son lugar común en ciertas áreas y pueden ocurrir en cualquier momento sin aviso”.

          “La violencia esporádica motivada políticamente puede también ocurrir de vez en cuando en ciertas áreas del país, en particular en los estados sureños de Chiapas, Guerrero y Oaxaca. Los viajeros pueden quedar atrapados en estos incidentes”, alertó.

            El gobierno británico indicó que en Baja California el 25% de las víctimas de asesinatos son “terceras personas”, y en Ciudad Juárez “ciudadanos extranjeros y residentes pueden ser víctimas de la violencia y de incidentes vinculados al narcotráfico”.

            “Hubo más de 1,600 asesinatos en Ciudad Juárez hasta mediados de junio de 2010, un aumento del 86% en comparación con el mismo período de 2009”, destacó el informe, que advirtió a los británicos evitar además viajar a los estados de Coahuila, Guerrero, Durango Michoacán, Morelos, Nueva León y Tamaulipas “por un fuerte aumento de la violencia”.

         “Alertamos a los británicos que visiten Torreón a estar alertas en sus bares y restaurantes, y evitar grandes concentraciones de gente. Sigue habiendo un alto número de asesinatos del narcotráfico y de actos de violencia en Acapulco”, dio.

           Respecto del Distrito Federal, destacó que “hubo un gran número de asesinatos vinculados al narcotráfico entre 2009 y 2010, que tuvieron como blanco a organizaciones del tráfico de drogas, a las fuerzas policiales, oficiales de la justicia, ciudadanos prominentes de México y periodistas”.

           Además, expresó “mucha preocupación” por el alto número de asesinatos del narcotráfico en  Nayarit, “que se incrementaron dramáticamente en el último año”.

            “En los primeros seis meses de 2010 hubo 100 asesinatos en ese estado, un aumento del 489% en comparación con el mismo período en 2009”, indicó el documento.

          Entre las zonas “más difíciles” de México, el informe citó a Sinaloa, “que ha registrado un notable aumento en el número de robos, asesinatos y secuestros” en el último año.

          “En los primeros seis meses de 2010 hubo 1,040 asesinatos vinculados a la droga en Sinaloa, mientras que en Sonora, en la primera mitad del año, se registraron 280 muertes de este tipo”, afirmó.

           Sobre la situación política de México, el informe dijo que “pueden ocurrir manifestaciones políticas en todas partes del país, que en algunos casos son tensas, de confrontación y violentas”.

 

Calderón, “un político ineficiente”

 

Consultado por Apro, Victor Bulmer-Thomas, miembro del influyente Chatham House y exdirector del Instituto de Estudios sobre América Latina (ILAS) de Londres, dio su opinión acerca del problema de la narcoviolencia en México.

            “Existen tres elementos acerca del porqué de la creciente violencia vinculada al narcotráfico en México. El primero tiene que ver con que la guerra contra la droga y el narcotráfico que se ha venido dando durante años en Colombia, está dando resultados positivos y esto ha llevado a que muchos narcotraficantes y sus secuaces operen cada vez más en México, donde han encontrado un espacio donde funcionar.

          “En segundo lugar está el hecho de que el consumo de cocaína en Estados Unidos está decreciendo, y los carteles en México deben luchar entre sí para tironear y quedarse con lo que queda de ese lucrativo mercado. Antes el problema ocurría en las periferias y fronteras de México, en las zonas más porosas de tránsito y paso, pero ahora la violencia está llegando a las urbes, incluido el Distrito Federal, donde se ven más enfrentamientos, más secuestros y ataques por parte de carteles, que le están dando cada vez mayor visibilidad a la violencia”, dijo.

             Bulmer-Thomas, considerado uno de los académicos más distinguidos del país en temas políticos, históricos y de seguridad de América Latina, señaló.

           “El gobierno de Felipe Calderón ya no puede hacer mucho contra la narcoviolencia… Se le está acabando el tiempo y no creo que tenga mucho espacio para maniobrar al respecto. A Calderón le quedan pocos años de mandato y está volviéndose cada vez más un político ineficiente. Dudo que logre hacer mucho más en su administración, pero lo realmente interesante es si el próximo presidente de México, que seguramente será del PRI, podrá resolver el problema de la narcoviolencia y las cada vez más peligrosas guerras de los carteles de la droga. A pesar de los malos pronósticos, no deberíamos ser tan pesimistas y pensar que es posible lograr una solución”, agregó.

           Según Bulmer-Thomas, “en México existe un debate constante acerca de si es efectiva la policía, las fuerzas de seguridad y la Armada en la lucha contra los carteles y el narcotráfico”.

           “Algunos creen que el Estado debe tener más intervención en el asunto; otros opinan lo opuesto, citando la corrupción y la falta de eficiencia por parte de las fuerzas de seguridad y militares. Yo creo que la solución está en encontrar un balance al respecto, un Estado que intervenga a partir de sus agentes del orden (tanto policía como militares), pero con justa medida y sin sobrepasar el uso de la fuerza. Deben resolver el problema de la corrupción, porque con fuerzas de seguridad poco confiables, el Estado se verá atado de pies y manos para luchar contra este enemigo”.

            Tras ser consultado sobre el vínculo de Gran Bretaña con México en la lucha contra el narcotráfico, el académico dijo:

          “Gran Bretaña por sí sola no puede ayudar a México en la lucha contra la droga. Debe hacerlo en el contexto de la Unión Europea y con los mecanismos apropiados. Pero el principal actor aquí es Estados Unidos, no sólo como vecino del norte, sino también como poder regional y global, aunque no debemos olvidarnos de Guatemala y otros países de América Central, que deben participar activamente de esta lucha transnacional contra el narcotráfico. Donde sí puede ayudar Gran Bretaña es en Belice, entregando información de inteligencia a México sobre las operaciones de los carteles mexicanos allí, que sí existen”, subrayó.

           “México tiene un enorme desafío para acabar con este gigantesco flagelo. El tiempo pasa y la situación se agrava. De otra forma este tendrá que ser el próximo gobierno, pero tendrán que resolver la cuestión de la violencia sea como sea, o a la población, que quedó cautiva de la narcoviolencia, se le acabará la paciencia”, añadió.

 

Mr

--fin de nota--