ETA anuncia final de "la confrontación armada"

lunes, 10 de enero de 2011

Madrid.— La banda terrorista Euskadi ta Askatasuna (País Vasco y Libertad, ETA, en euskera) anunció hoy un alto al fuego “permanente, general y verificable” por la comunidad internacional, según un comunicado y un video dado a conocer por el periódico Gara.

Asimismo, anunció su “compromiso firme” con lo que llama “un proceso de solución definitivo” y con el final de “la confrontación armada”.  

En dicho comunicado, fechado el 8 de enero, ETA sostiene que el “proceso democrático” para el final de la violencia debe resolverse el “núcleo del conflicto”, que vuelve a situar en “las claves de la territorialidad y el derecho de autodeterminación” del pueblo vasco.

ETA hace un “llamamiento” a las autoridades españolas y francesas a abandonar “para siempre las medidas represivas y la negación de Euskal Herria”; no obstante, asegura que “no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria”.

El nuevo comunicado de ETA volvió a generar notables dudas y reticencias en círculos políticos de España, porque la banda no habla del abandono absoluto y definitivo de las armas, tras sus 51 años de existencia, tiempo en el que ha dejado 829 víctimas asesinadas con sus actos terroristas.

Como reacción al comunicado, el hombre fuerte del gobierno español, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, además ministro del Interior y por ende responsable principal del combate al terrorismo, se declaró decepcionado de dicho llamado, porque “el único comunicado de ETA que queremos leer es el que declare el fin irreversible y definitivo” de su lucha y su violencia.

“No es una mala noticia, pero no es la noticia”, resumió Rubalcaba en su comparecencia ante la prensa.

El gobierno vasco, que encabeza el lehendakari Patxi López, consideró “insuficiente” el anuncio de ETA, y aclaró que “el tiempo de las treguas condicionadas ya ha terminado”.

A su vez, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a través de su dirigente Manuel Iglesias, señaló que es “una buena noticia, pero se tiene que verificar con hechos y sin condiciones”, mientras que la secretaria general del Partido Popular (PP), María Dolores de Cospedal, consideró que no existe nada nuevo en el comunicado, pues sólo se trata de una nueva “pausa” de la banda terrorista.

ETA, que se ha asumido desde el principio como un grupo separatista, es calificado como una “banda terrorista” por los gobiernos español y francés, cuya justicia, respectivamente, ha llevado a proceso judicial en innumerables ocasiones a miembros de dicha organización por la comisión de actos terroristas.

Esa clasificación de organización terrorista también es suscrita por la Unión Europea y por Estados Unidos.

La banda terrorista hace este nuevo anuncio en el momento en que se encuentra más agobiada por los golpes policiales, y luego que en marzo pasado, un grupo de personalidades internacionales –entre ellos Nelson Mandela— hiciera un llamado a poner fin a la lucha armada, “verificable”, y conminar al gobierno español a entrar a un proceso de solución definitiva al conflicto vasco.

Paralelamente, el partido ilegalizado Batasuna y la izquierda abertzale, parte de la cual ha sido identificada con ETA, pretende ser reconocida para participar en las próximas elecciones locales, este año, ha buscado que ETA anuncie el alto al fuego.

El ministro Rubalcaba ha dicho, en forma insistente, que Batasuna debe romper abiertamente con ETA y con sus métodos terroristas.

El nuevo comunicado fue leído con la misma escenografía utilizada normalmente por ETA, tres encapuchados leyendo de frente a la cámara y detrás de ellos el anagrama de ETA, pero ahora quien leyó el comunicado fue un hombre, no una mujer, como venia siendo habitual.

La página de internet del periódico El Mundo difundió que fuentes de la lucha antiterrorista creen que el lector del comunicado (en castellano) es David Pla Martín, quien hace nueve meses fue detenido en Francia como presunto responsable del “aparato político” de ETA.

Tras una extraña puesta en libertad el 16 de abril pasado, Pla se dio a la fuga. Es considerado jefe de “Halboka”, el “subaparato” de control de los presos etarras y las redes sociales de su alrededor.

El periódico El País difundió en su sitio web los comentarios de Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y hermana de un policía asesinado por la banda, quien opinó que “este comunicado no merece comentario alguno. ETA lo que tiene que hacer es desaparecer”.

En este contexto, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó al juez Santiago Pedraz que investigue a los convocantes de la manifestación que se celebró el sábado pasado en Bilbao, en apoyo a los presos de ETA, por considerar que se pudo haber producido un delito de “enaltecimiento del terrorismo”, recogido por la justicia española.

Comentarios