Protestan desempleados en España

lunes, 24 de enero de 2011

MADRID, 24 de enero (apro).- Sin el apoyo del gobierno, legisladores y sindicatos, la Asociación Nacional de Desempleados realizó hoy una cadena humana para reivindicar el drama que viven los cuatro y medio millones de desempleados que tiene España.

En un escrito entregado en el Palacio de la Moncloa, sede del gobierno español, alrededor de 200 desempleados pidieron al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero medidas que impidan que las personas sin empleo sean desalojadas de sus viviendas o que se les prive de los servicios públicos, señaló Luis Fernández, el portavoz del grupo que entregó la petición.

Los manifestantes se reunieron en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, en la Plaza de Neptuno, y en cadena humana desfilaron hasta el Palacio de la Moncloa, donde entregaron las reivindicaciones, entre ellas una renta básica incondicional y personal a los desempleados que no reciben prestación alguna del Estado, a fin de que puedan sobrevivir, además de la supresión de los embargos y desahucios, y que no les corten la luz, el agua ni el gas, dado que no tienen posibilidades de pagar esos servicios.

El problema del desempleo es uno de los que más afectan a España, desde que inició la crisis de 2008, principalmente en renglones como la construcción y el sector servicios, que fueron los más afectados, aunque eso desencadenó afectaciones en otras ramas de la economía.

En su afán de solucionar los fuertes problemas económicos que aquejan a España, el gobierno de Rodríguez Zapatero ha debido realizar ajustes de choque que han hecho más lento el proceso de recuperación en el terreno del empleo.

Los desempleados, llamados aquí parados, reciben una subvención del Estado, sin embargo, un elevado número de las personas sin empleo se encuentran fuera de esta opción, y no reciben remuneración o subvención alguna, lo que dificulta más sus posibilidades, explicaron los manifestantes.

La cadena humana inició alrededor del mediodía, pero debido a que la convocatoria no tuvo la difusión esperada en los medios de comunicación, la concentración fue menor, aunque “suficiente para hacer visibles a los parados”, dijo Fernández.

Debido a la escasa difusión mediática, la Asociación Nacional de Desempleados anunció que recurrió a las redes sociales, en particular el Facebook, por lo que a su liga en esta red la nombraron Parabook, la cual –aseguran– tiene una alta incidencia.

Durante su recorrido, Luis Fernández y otros miembros de la agrupación dijeron que el gobierno de Rodríguez Zapatero tiene que ofrecer explicaciones de los fondos inyectados a los bancos, cuando éstos niegan ahora la concesión de créditos, lo que bloquea la creación de nuevos puestos de trabajo.

Anunciaron que a través de las redes sociales prepararán una nueva movilización para seguir con sus reivindicaciones, a la espera de una respuesta del gobierno y para seguir haciendo visibles a los cuatro y medio millones de desempleados.

Ramiro Pinto, integrante de la Asociación para la Renta Básica Ciudadana, consideró que este es el primer paso para conseguir que “un problema de índole personal” se convierta en un fenómeno de alcance “social”.

Comentarios