Economía estadunidense aún está débil, advierte la Fed

martes, 4 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 4 de enero (apro).- La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos considera que la economía del país todavía está débil y defendió por diez votos a favor y uno en contra mantener su masivo y controvertido plan de compra de bonos, según las actas de su reunión del 14 de diciembre.

Los economistas de Wall Street, de acuerdo con un cable de la agencia Reuters, han estado ocupados revisando al alza sus estimaciones para el crecimiento económico en las últimas semanas, ante señales que muestran que la actividad empresarial y el gasto del consumidor han ganado impulso.

Sin embargo, el panel que fija las políticas de la Fed, que en su reunión del 14 de diciembre no hizo cambios a su programa de compras de bonos por 600 mil millones de dólares anunciado en noviembre, es mucho menos optimista.

Las minutas sugirieron que el banco central está contando con un impulso de corto plazo en el crecimiento, debido al reciente acuerdo de recortes de impuestos concretado entre el presidente Barack Obama y los republicanos en el Congreso.

Sin embargo, las minutas de la reunión mostraron que los encargados de las políticas están también aún preocupados sobre los riesgos para el crecimiento, como una anémica contratación y un golpeado sector inmobiliario, que ha estado coqueteando con una nueva caída.

“Incluso con las positivas noticias recibidas en el periodo entre reuniones, el resultado más probable era un alza gradual del crecimiento con un lento progreso hacia el empleo pleno”, expresaron las minutas.

“La recuperación (sigue) sujeta a ciertos riesgos a la baja”, agregaron y citaron a los problemas inmobiliarios y de la deuda en Europa como focos problemáticos potenciales.

La economía estadunidense, después de haber salido de su peor recesión en generaciones en el verano boreal del 2009, se ha expandido de manera irregular desde entonces.

El producto interno bruto (PIB) subió a una tasa anual de 2.6% en el tercer trimestre, un ritmo aún visto como muy lento para disminuir la tasa de desempleo del país, de 9.8%.

El tono más bien pesimista de las minutas sugirió que aquellos que piensan que el banco central podría reducir su controvertido plan de compra de bonos, conocido en el mercado como “segunda ronda de alivio cuantitativo”, podrían estarse adelantando a los acontecimientos.

Eric Green, economista en jefe de TD Securities, sostuvo que “no hay indicios de que los miembros estén dispuestos a reducir el programa. La Fed seguirá adelante con los 600 mil millones de dólares”.

De hecho, algunos funcionarios de la Fed indicaron un umbral “bastante alto” para reconsiderar las compras por 600 mil millones de dólares y algunos apuntaron que se necesita más tiempo antes de cualquier nueva evaluación.

“En general, los miembros sintieron que el cambio en el panorama no era suficiente para garantizar cualquier ajuste del programa de compra de activos”, señalaron las minutas.

La Fed notó que aunque el gasto del consumidor ha subido, mucho de ello estaba concentrado entre los estadunidenses más ricos.

Asimismo, los participantes de la reunión en general pensaron que la inflación permanecería bajo los niveles consistentes con el mandato de la Fed “por un tiempo”.

Comentarios