Cuba acelera alianzas petroleras

miércoles, 5 de enero de 2011

LA HABANA, CUBA, 31 de diciembre (apro).- El gobierno cubano aceleró en 2010 sus alianzas con una docena de empresas petroleras que buscarán hidrocarburo en aguas profundas del Golfo de México.

Cuba le apuesta a la búsqueda de petróleo en esa importante zona del mundo, que comparte con Estados Unidos y México, dado que la ve como una prioridad nacional y urgente para el futuro del país, pues estima que sus reservas de hidrocarburos en esa región rebasan los 20 mil millones de barriles.

Los pasos en ese sentido se están convirtiendo en una realidad, ya que empresas petroleras de Rusia, Bielorrusia, Angola y Venezuela anunciaron que participaran en la exploración y explotación del petróleo en aguas cubanas del Golfo de México.

La empresa Gazprom Neft, el quinto mayor productor de petróleo de Rusia y brazo de la compañía de energía Gazprom, confirmó el pasado 17 de noviembre que había adquirido 30% de un proyecto de la empresa malaya Petronas, para explorar y desarrollar cuatro bloques en el Golfo de México.

El acuerdo, que cobrará vigor una vez aprobado por las autoridades cubanas, según la propia empresa rusa, prevé la entrega a “Grazprom Neft” de 30% de las acciones en el proyecto.

El presidente del directorio de “Gazprom Neft”, Alexander Diukov, señaló que la experiencia de ejecución de proyectos en plataformas continentales contribuirá al desarrollo de la compañía, a su acceso a nuevas regiones y al cumplimiento de los planes estratégicos de incremento de la extracción no sólo en Rusia, sino también más allá de sus fronteras.

Y dado que las empresas petroleras de Rusia tienen un alto interés en la exploración y explotación del petróleo cubano, la petrolera privada Lukoil estudia la posibilidad de construir refinerías en la isla, según dio a conocer el Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia.

Concretamente, agregó, Lukoil busca participar en la prospección de crudo en la zona económica cubana del Golfo de México.

La dependencia rusa confirmó que por lo menos unas seis compañías han mostrado creciente interés por el mercado energético cubano, entre ellas Nafta-Sintez, que ya está en pláticas con las autoridades de La Habana para firmar un acuerdo para investigar las perspectivas de depurar el petróleo y los derivados cubanos de combinaciones sulfurosas, lo que permitirá aumentar el empleo de las materias primas nacionales en la isla.

También estudia diversos proyectos de cooperación ruso-cubana en la construcción de barcos, incluida la fabricación de plataformas flotantes para la prospección y la extracción de crudo y gas en el fondo marítimo.

Actualmente Lukoil realiza en Venezuela varios proyectos de prospección en el bloque Junón-3, en la cuenca del Orinoco, y negocia con Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) la creación, en 2011, de una empresa mixta que se encargará de la rehabilitación de los pozos.

El Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia informó que La Habana también ha propuesto a las compañías rusas participar en la modernización de diez bloques energéticos de cien megavatios de potencia cada uno, suministrados por la URSS a Cuba antes de 1990.

Cuba tiene interés en adquirir aviones, locomotoras, automóviles y repuestos, así como equipos metalúrgicos, electro-energéticos y de transporte, además de maquinaria agrícola.

Rusia no se encontraba dentro del mosaico de los países (gobierno o empresarios) que realizan investigación, perforación o explotación de los recursos petroleros de Cuba.

Las compañías extranjeras asentadas en la llamada Zona Económica Exclusiva (ZEE) eran sólo seis: Repsol-YPF (España), Norsk-Hydro (Noruega), ONGC (India), Petronas (Malasia), PDVSA (Venezuela) y PetroVietnam (Vietnam).

Además de Rusia, Brasil también está interesado en el petróleo de las aguas cubanas del Golfo de México. El inmenso país de América del Sur  entró ya de lleno a la prospección de mantos de crudo en Cuba, al firmar un acuerdo de cooperación para hacerse cargo de plataformas petroleras en el Golfo de México, así como en pozos ubicados en la provincia (estado) de Matanzas.

Las empresa cubana Cuba Petróleo (CUPET) y la filial Miadle EAT Vd. de Petrobrás (Brasil) han firmado por lo menos tres amplios convenios para la exploración y explotación de bloques petroleros ubicados en la Zona Económica Exclusiva (ZEE), justo a la altura de la occidental provincia de Pinar del Río, así como para la recuperación de pozos petroleros de la zona de Varadero, pertenecientes a la estatal Cuba Petróleo.

Para el gobierno que preside Raúl Castro, la presencia de Petrobrás aceleraría el desarrollo de la exploración y la explotación del petróleo que comparte la isla con México y Estados Unidos.

 

Nuevas alianzas

 

Rusia no es la única interesada en buscar el tesoro negro en el Golfo de México.  Bielorrusia, Angola y Venezuela acordaron, a principios de diciembre, fundar empresas mixtas con empresas petroleras estatales de Cuba.

En particular fue aprobada la asignación de ocho áreas del crudo a la empresa bielorrusa Belorusneft, por lo que participará desde ya en la realización de 13 proyectos petroleros junto con Venezuela.

La Corporación Venezolana de Petróleo, en tanto, fundará una empresa mixta con la cubana Cupet y la angolana Sonangol, a la que pertenecerán 60% de las acciones, mientras que los socios extranjeros poseerán 20% cada uno.

La empresa mixta se dedicará a explotar los yacimientos de Miga y de Melones West, en el este del país.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha revelado en varias ocasiones el potencial petrolífero de Cuba en el Golfo de México. El pasado 9 de noviembre, Chávez anunció que iniciarán los trabajos conjuntos cubano-venezolanos para la perforación del primer pozo.

“Sabemos que Cuba tiene mucho petróleo y pronto estaremos haciendo nuestro primer pozo”, adelantó el mandatario venezolano.

Dijo también que es imposible que en la misma área geológica de la cual extraen petróleo México y Estados Unidos, no haya reservas de crudo pertenecientes a Cuba.

Chávez no especificó la fecha en que iniciará la perforación del primer pozo, no obstante, pidió a su ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, que consiguiera la plataforma, y sugirió la utilización de tecnología brasileña.

El año pasado la compañía venezolana reportó que había encontrado grandes acumulaciones en una porción de las aguas profundas de Cuba. Y Chávez aseguró que la petrolera de su país, PDVSA, había encontrado pruebas sísmicas de tres dimensiones.

En tanto, la corporación petrolera de Angola contrató dos lotes para la búsqueda de crudo en aguas profundas de la ZEE de Cuba en el Golfo de México.

El contrato se firmó a principios de diciembre entre la división de Exploración y Producción de la compañía Sonangop y el monopolio estatal Cuba Petróleo, para compartir la eventual producción de los lotes N22 y N23, ubicados en dirección hacia el occidente de la isla.

 

El potencial energético cubano

 

Cuba acelera sus  pláticas con empresas estatales y privadas con  experiencia y tecnología en la exploración de aguas profundas  de varios países, para explotar la llamada Fosa Oriental del Golfo de México –una formación geológica que concentra unos 20 mil millones divididos en 59 bloques–, que se encuentra en las fronteras marítimas con México y Estados Unidos, y comprende un área de 112 mil kilómetros.              

         Según estudios de empresas de cinco países, Cuba podría iniciar antes que México la producción de crudo en  grandes yacimientos ubicados en aguas profundas del Golfo de México con reservas “altísima de producción”.

El director de Exploración y Producción de la Industria Petrolera Cubana (conocida comercialmente como Cupet), Rafael Tenreiro, ha confirmado en los últimos meses que en los mares cubanos del Golfo de México –ubicado entre los bordes marinos con México y Estados Unidos– se descubrió  “una nueva provincia petrolera” que no ha sido perforada ni tocada y que tiene el mismo potencial petrolero de yacimientos como Cantarel, localizado en México.

“El aliciente adicional de esta nueva región petrolera es que estaremos en mejor zona, con mejor conservación, por lo tanto los crudos de ahí son  ligeros. Hacia al norte están los escenarios asociados  a las plataformas de Yucatán y de Florida, en donde hay elementos históricos de grandes producido de petróleo.

“La nueva zona petrolera en el Golfo es muy parecida a las principales regiones que producen petróleo en México”, dijo.

Además, agregó, existen elementos análogos con regiones de petróleo en países vecinos: Poza Rica, en México, y Texas y Louisiana, en Estados Unidos.

“Pero sobre todo existen similitudes con la cuenca al norte, continuación de la zona de producción de petróleo de aguas profundas en Estados Unidos, en el cinturón al Este de México”, aclaró Rafael Tenreiro, responsable de las relaciones con las empresas extranjeras que perforan y hacen producir pozos petroleros en el país,

La nueva provincia petrolera cubana –donde se podrían encontrar yacimientos gigantes y súper gigantes– tiene características geológicas similares a países como México, Arabia Saudita, naciones del Oriente Medio e Irán, donde se encuentra 70% de las reservas mundiales de petróleo.

 

Comentarios