Republicanos buscan negar nacionalidad a hijos de indocumentados nacidos en EU

miércoles, 5 de enero de 2011

WASHINGTON, 5 de enero (apro).- Un grupo de legisladores republicanos estatales presentó un proyecto de ley que negaría la nacionalidad estadunidense a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en los estados y/o territorios de Estados Unidos.

“Esta es una necesidad para acabar con la invasión de indocumentados”, declaró Daryl Metcalfe, representante republicano del Congreso del estado de Pensilvania, quien además es el líder de la agrupación Legisladores Estatales por una Inmigración Legal (SLLI, por sus siglas en inglés).

La propuesta de ley, que se presentó en Washington y que comenzará a ser analizada en los próximos días por los estados de Arizona, Pensilvania, Missouri, Georgia y Oklahoma, busca autorizar a los gobiernos de los estados a aplicar una especie de emisión de doble ciudadanía.

Sin embargo, Metcalfe afirma que 40 estados de la Unión Americana están de acuerdo con la medida.

La iniciativa de ley autoriza a los estados que la implementen, a negar la ciudadanía estatal a los hijos de inmigrantes indocumentados, lo que no significa que con esta ley tengan autoridad para deportar a los niños afectados, tomando en cuenta que el artículo 14 de la Constitución de Estados Unidos establece que la ciudadanía se otorga a toda persona nacida en sus territorios.

          En otras palabras, la ley estatal para negarle la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados es solamente un acto simbólico.

         “Sienta un precedente importante que nos llevará a hacer una revisión al artículo 14 de la Constitución”, afirmó, por su parte, John Kavanaugh, represente republicano del Congreso del estado de Arizona.

          Durante la conferencia de prensa para presentar la medida anti inmigrante, los legisladores fueron interrumpidos en cuatro ocasiones por jóvenes que calificaron estas medidas como “racistas”, “intolerantes” y “radicales”.

          El grupo de legisladores republicanos aclaró que “no buscan modificar la Constitución” con su iniciativa de ley a nivel estatal, pero señalaron que con ella están iniciando una batalla legal que debe terminar en la Corte Suprema de Justicia, cuyo  fallo tendrá conllevar una enmienda constitucional por parte del Congreso federal, para que niegue la ciudadanía estadunidense a los hijos de inmigrantes indocumentados.

           “La entrega de la ciudadanía tal y como está ahora en el artículo 14 es el ‘talón de Aquiles’ del problema migratorio”, aseguró Michael Hethmon, representante del Congreso del estado de Oklahoma.

           Aun cuando en los estados de la Unión Americana está creciendo el respaldo a medidas anti inmigrantes, en el Congreso federal los líderes de los partidos Republicano y Demócrata, han dejado en claro que no pretenden legislar para hacer cambios a lo que desde 1868 establece la Constitución en su artículo 14.