Tras terremoto, se disparan violaciones contra mujeres en Haití

jueves, 6 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 6 de enero (apro).- Amnistía Internacional (AI) denunció este jueves que las violaciones contra mujeres en Haití han aumentado de manera alarmante, luego del terremoto del 12 de enero de 2010, que dejó 230 mil muertos y destruyó buena parte de Puerto Príncipe, la capital.

En un informe con testimonios, AI relata que las mujeres, muchas de ellas niñas, son abusadas sexualmente por bandas de hombres armados y jóvenes que merodean en los superpoblados campamentos después del anochecer.

"La falta de seguridad dentro y en torno a los campamentos es uno de los principales factores que contribuyen a la violencia de género, incluyendo la sexual", dice el informe.

Y el gobierno, agrega, ha hecho muy poco por la seguridad de los haitianos en los campamentos.

"Bandas armadas atacan a voluntad, a sabiendas de que hay muy pocas perspectivas de que sean llevadas ante la justicia", señaló por su parte Gerardo Ducos, jefe de los veedores de AI en Haití.

En el informe, una mujer relata que dos meses después de que su marido murió al derrumbarse su casa, durante el terremoto, vio cómo violaban a su hija adolescente en un campamento hecho de casuchas improvisadas con lonas en la capital haitiana.

"Cuatro hombres la violaron. Tiene 13 años de edad", dijo la mujer a los representantes de AI, que redactaron su informe luego de entrevistar a más de 50 mujeres y niñas en los campamentos improvisados tras el terremoto.

"Me dijeron que si contaba algo me iban a matar. Dijeron que si le decía a la policía, me iban a matar de un tiro", agrega la mujer, identificada en el informe como Guerline.

"Estoy aterrada. No hay ningún lugar seguro donde pueda vivir, así que tuve que quedarme callada", añade.

Guerline fue violada la misma noche que su hija por hombres encapuchados en el campamento, y dice que no puede sacarse las imágenes de su cabeza.

Las pocas mujeres que denunciaron violaciones afirman que o bien les dijeron que no se podía hacer nada o bien la policía les pidió dinero para investigar.

A pocos pasos de la principal comisaría de Puerto Príncipe, Myriam fue violada por tres hombres cuando tenía 11 años de edad. Su tía, quien la cuida desde que su madre desapareciera durante el terremoto, dice que lo único que puede hacer es "ir a la iglesia y rezar".

Suzie, otra de las víctimas, fue violada por una banda en frente de sus hijos.

"Las mujeres víctimas de violación deberían ir al hospital, pero yo no fui porque no tenía dinero", contó la mujer a Amnistía Internacional.

Comentarios