Obama sabía desde junio del complot Irán-Zetas

martes, 11 de octubre de 2011
MEXICO, D.F. (apro).- El presidente estadunidense Barack Obama sabía desde junio de la operación encubierta para descarrilar un complot iraní-narcos mexicanos para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington, Adel Al-Jubeir, reveló hoy la Casa Blanca. Obama manifestó su satisfacción por la operación, destacó Notimex, acciones en las que cooperó el gobierno de México y que resultó en el encausamiento de los iraníes Manssor Arbabsiar y Gholam Shakuri, este último miembro de una unidad de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica. El vocero del Consejo Nacional de Seguridad, Tomy Vietor, reveló que Obama fue “informado por primera vez sobre este tema en junio” pasado. Entonces el presidente “instruyó a su administración a facilitar todo el apoyo necesario a esta investigación”, añadió Vietor al referirse al operativo Coalición Roja. Como resultado de la operación encubierta, Estados Unidos desactivó un complot para asesinar al diplomático saudita, para lo cual miembros del gobierno iraní habrían buscado el apoyo de elementos de un cártel mexicano de las drogas. Los Angeles Times precisó en su página de Internet que un “informante confidencial” de la DEA, que se reunió con Arbabsair en la Ciudad de México, se hizo pasar por integrante del cártel de Los Zetas. En tanto la secretaria de Estado, Hillary Clinton, consideró el descarrilamiento del complot como un “logro extraordinario” y anunció que puso en marcha contactos con otros países para enviar un “fuerte mensaje” a Teherán. Mientras, Julián Ventura, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), destacó que con la detección y posterior expulsión de México del iraní Mansor Arbabsiar se desactivó un riesgo "relevante" para la seguridad nacional. En las instalaciones de la SRE, Ventura aseguró en un mensaje a los medios que, “en estricto apego a la normatividad nacional e internacional, se logró localizar un riesgo relevante para la seguridad nacional en México". Detalló que el 28 de septiembre pasado el Instituto Nacional de Migración (INM) detectó al presunto terrorista iraní naturalizado estadunidense intentando ingresar a México. Sin embargo, se le impidió su ingreso a territorio nacional en virtud de que no cumplía con los requisitos de internación previstos en la Ley General de Migración y su Reglamento, por lo que se le regresó a su sitio de origen. Previamente, el INM ya había emitido una alerta migratoria para evitar el ingreso del hombre de 56 años, pues el gobierno estadunidense le notificó que pesaba en su contra una orden de arresto por "delitos graves" girada por una Corte federal. "Desde el primer momento México y EU intercambiaron información y actuaron de manera coordinada. Siguiendo en la práctica las reglas aplicables de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), así como las convenciones internacionales vigentes, y el extranjero fue regresado al punto de inicio de su viaje", señaló el subsecretario. "Fue regresado en una escala al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York". Por último, Ventura reiteró el compromiso de México para combatir y prevenir el terrorismo y condenó cualquier intento de individuos o grupos que pretendan realizar acciones de esta naturaleza desde nuestro territorio.

Comentarios