Piden al Papa abrir archivos sobre curas pederastas

martes, 11 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Dos asociaciones italianas que combaten la pederastia sacerdotal pidieron hoy al papa Benedicto XVI, a través de una misiva, que abra los archivos vaticanos donde se registran los casos de abusos sexuales a menores cometidos por religiosos. Acompañados por manifestantes y periodistas, Francesco Zanardi, dirigente de la asociación El Abuso, y Alberto Sala, líder de la organización El Pequeño Alan, se apostaron en la Plaza de San Pedro y entregaron la misiva a los policías del Vaticano. La carta pide al Papa que gire instrucciones para que la Congregación para la Doctrina de la Fe abra sus archivos donde tiene los registros sobre pederastia sacerdotal. Y exige que estos archivos sean entregados a las autoridades civiles italianas. También solicita que la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) establezca una comisión independiente que investigue estos abusos. Ésta debe estar integrada por juristas, médicos, periodistas y científicos. En conferencia de prensa, Zanardi sostuvo: “Los archivos que desde 2001 el cardenal Joseph Ratzinger ha ordenado mandar de todo el mundo a Roma, deben ser entregados a la magistratura para intervenir sobre estos casos y sobre las víctimas, que son nuestra principal preocupación”. Zanardi, de 41 años, reveló que él también fue abusado cuando tenía 10 años de edad por el sacerdote Nello Giraudo, en una parroquia de Savona, Italia. Al párroco –dijo— sólo se le transfirió a otra parroquia, donde siguió abusando de niños. Agregó Zanardi que le tomó 20 años superar el trauma: “Cuando denuncié me moría de vergüenza, me sentía culpable porque las víctimas se sienten sucias y con culpas”, dijo. Y señaló que pese a sus quejas, nunca ha recibido respuesta ni de la Santa Sede ni de la CEI, por lo que ahora se apostó personalmente ante el Vaticano, acompañado por Alberto Sala. Ambos líderes piden que El Vaticano exija a los obispos de todo el mundo denunciar a sus sacerdotes pederastas. “No pedimos mandar a nadie a la cárcel, simplemente pedimos prevención, y si hay dudas sobre un sacerdote, que se le remueva mientras se investiga y se llega a la verdad”, dijeron.

Comentarios