Desmienten captura de hijo de Gadafi; argumenta falla técnica

jueves, 13 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo Nacional de Transición (CNT) reconoció que Moatassam Gadafi, hijo del depuesto líder Muamar El Gadafi, sigue libre. La información sobre su supuesta captura, dijo, se debió a una “disfunción en el canal de transmisión de informaciones". La noche del miércoles 12, el CNT anunció la captura del quinto hijo del dictador, quien está a cargo de las milicias leales a Gadafi en Sirte, último resquicio del régimen que los rebeldes no han logrado doblegar, pese al apoyo de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN). Tras anunciarse que Moatassan había sido capturado en el barrio llamado El dólar y llevado a Bengasi, donde tiene su sede el CNT, el festejo no se hizo esperar en las calles de Trípoli y en la Plaza Verde, ahora llamada Plaza de la Liberación. No obstante, este jueves los rebeldes en Sirte tuvieron que replegarse, ante la contraofensiva lanzada por los gadafistas que se encuentran cercados desde hace varios días. No es la primera vez que el CNT da un paso en falso. A finales de agosto anunció la captura de Seif el Islam, el hijo de Gadafi que estaba destinado a suceder a su padre en el poder, pero al tercer día de su supuesta captura apareció en las cadenas de televisión extranjeras, sólo para desmentir su captura. En esta ocasión, fue el propio líder del CNT, Mustafá Abdel Jalil, quien salió adesmentir la detención de Moatassan, bajo el argumento de que hubo una "disfunción en el canal de transmisión de informaciones". A pesar de la noticia, las tropas insurgentes continuaron este jueves su lucha para hacerse del control de Sirte, la ciudad natal de Gadafi. Explicaron que el repliegue de sus tropas en ese lugar se hizo con la única intención de permitir un bombardeo del área con ayuda de artillería y lanzacohetes. Fuentes rebeldes citadas por EFE señalaron que los leales al régimen están cercados en un pequeño perímetro, y cuando los bombardeos terminen volverán a atacar, con lo que los gadafistas no tendrán otra alternativa que rendirse o morir.