Formará Rajoy su gobierno antes de Navidad

lunes, 21 de noviembre de 2011
MADRID (apro).- Con la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, el futuro presidente de España, Mariano Rajoy, anunció que antes del 24 de diciembre tendrá un gobierno constituido, cumpliendo así con los plazos establecidos en la Constitución de este país. Ante el embate de los mercados contra la prima de riesgo de la deuda española –que podría colocarla en posición de recesión–, el triunfador absoluto de los comicios generales de este domingo 20 anunció que buscará dar un mensaje de confianza sobre España. En conferencia de prensa, posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, la secretaria general de ese partido, María Dolores de Cospedal, hizo dos anuncios relevantes: El primero, que Rajoy eligió a Soraya Sáenz de Santamaría, la portavoz del grupo parlamentario en la anterior legislatura, como la responsable de conducir el traspaso de poderes. La joven política popular, considerada la colaboradora de mayor confianza del futuro presidente español y sobre quien se baraja que ocuparía una vicepresidencia, negociará con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el traspaso de poderes. De acuerdo con Cospedal, durante la reunión Rajoy anunció que se siente “satisfecho” de la conversación telefónica con Rodríguez Zapatero, para lograr que el traspaso de poderes sea “modélico”. El mismo término usó Zapatero al hablar del caso, al señalar que existe la “plena voluntad” de que el traspaso sea “modélico”, y descartó que se pueda presentar cualquier tipo de dificultad. De Cospedal aclaró que Rajoy tratará de agilizar los términos del traspaso de gobierno, pero precisó que se respetarán las leyes y los trámites, por lo que habrá gobierno antes del día de Navidad. Asimismo, los ministros que formen gabinete serán nombrados, según el calendario habitual, una vez que se despache con el Rey el proceso de investidura. El otro anuncio hecho por Rajoy fue que convocó a un Congreso Nacional de su partido para los días 17, 18 y 19 de febrero. Dicho congreso se celebrará días después de que se realice el congreso del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), anunciado al mediodía por el presidente Rodríguez Zapatero –también secretario general de dicho partido– para la renovación de su dirigencia, luego de la debacle electoral que les arrebató más de 4.5 millones de votos y perdieron 59 posiciones en el Congreso de los diputados respecto de la anterior legislatura. Sólo se quedaron con 110 escaños. Mariano Rajoy superó por 10 escaños la frontera mínima para conseguir mayoría legislativa absoluta, al llegar a 186 escaños. Con ello, España se tiñe de azul –el color del PP–, debido a que en mayo consiguieron llegar a gobernar a 15 de las 17 comunidades autónomas y más de la mitad de los ayuntamientos. El domingo redondearon la gesta política, al conseguir arrasar en las urnas a expensas de la debacle del PSOE, castigado por los electores por su gestión de la crisis económica. Otras formaciones favorecidas por el voto de castigo a los socialistas es Convergencia i Unió, partido de derecha moderada catalán, que subió de 11 a 16 escaños; Izquierda Unida, de dos a 11, y la entrada de Amaiur, una coalición de la izquierda abertzale del País Vasco, que consiguió siete posiciones, ello después del anuncio de ETA de abandonar la lucha armada. En la actualidad, España supera los 5 millones de trabajadores en paro, es decir sin empleo y recibiendo subvenciones. Además, peligra su compromiso de lograr acotar el déficit público, que al finalizar este año debe quedar en 6% --podría cerrar con 7%--, según los expertos. Se prevé que Rajoy aplique de inmediato una serie de medias de choque aún más duras que las puestas en marcha por el gobierno de Rodríguez Zapatero. En la sesión vespertina del Consejo Nacional del PP, acompañado del expresidente español José María Aznar, Rajoy destacó los “magníficos” resultados electorales. Sin embargo, reconoció que deben ponerse a trabajar de inmediato, porque las cosas están muy complicadas. Según De Cospedal, las dos líneas básicas del nuevo gobierno conservador serán: decir la verdad a los españoles y gobernar para todos. La misma noche del triunfo, Rajoy recibió la felicitación del presidente francés, Nicolás Sarkozy, y del chileno Sebastián Piñera, además de líderes de las instituciones europeas. La mañana de este lunes, Rajoy habló con la canciller alemana, Angela Merkel, quien ofreció al líder popular una “estrecha colaboración” para resolver los problemas financieros que enfrenta España. Así lo dio a conocer un portavoz de la canciller alemana, quien subrayó que España y Alemania mantienen “tradicionalmente unas relaciones bilaterales excepcionalmente buenas” y que continuarán con esa tradición. Maerkel es la líder de la Unión Cristiana Demócrata (UCD) alemana y Rajoy lo es del Partido Popular, formaciones que son parte del Partido Popular Europeo.

Comentarios