Entra Ejército a combatir crecientes protestas en Egipto

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las protestas en Egipto para exigir la salida del mando militar y cederlo a un gobierno civil, continuaron por quinto día consecutivo, con un saldo de 38 muertos. El Ejército egipcio envió tres carros blindados a la calle Mohamed Mahmud, donde se han concentrado los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en la plaza Tahrir, de El Cairo. Los soldados ayudan al repliegue de la policía que está siendo sustituida por el Ejército. Fuentes de los servicios de seguridad citadas por EFE, informaron que  la policía que se replegó de la calle Mohamed Mahmud se dirigió a Al Mansur una vía cercana en la que se enfrentaron con manifestantes, varios ellos simpatizantes de equipos de fútbol que lanzaron piedras a los uniformados. A la calle Mohamed Mahmud llegó un equipo de expertos enviado por la Fiscalía General, para investigar acusaciones contra la policía por haber abandonado sus puestos cerca del Ministerio para agredir a los manifestantes. Ante las acusaciones en el sentido de que la policía ha utilizado gases tóxicos para dispersar las manifestaciones, la televisión egipcia entrevistó a un militar que negó que eso esté sucediendo. Incluso, Amro Helmy, titular egipcio de Sanidad, afirmó hoy en la plaza que los gases no son cancerígenos y que algunos de los que han fallecido hasta ahora en los enfrentamientos en El Cairo murieron por heridas de bala. Señaló que el ministerio que preside ha contribuido con 12 millones de libras egipcias (unos dos millones de dólares) para enviar equipamiento, medicinas y médicos a Tahrir. En tanto, miles de personas se congregaron por quinto día consecutivo en la plaza para exigir el traspaso del poder a una autoridad civil. La promesa del líder militar a cargo de Egipto, Hussein Tantawi, de acelerar los comicios presidenciales para el primer semestre del 2012, y no hasta finales de ese año o principios del 2013, ha sido rechazada por miles de egipcios que colman la plaza Tahrir. Tantawi trató de calmar los ánimos el martes pasado ante la multitud congregada en la plaza prometiendo la realización de un referéndum para que los egipcios decidan si los militares regresan a sus cuarteles y propuso adelantar la fecha de las elecciones para el primer semestre de 2012, pero no fijó fecha. La exigencia de los manifestantes de la plaza Tahrir y de otras ciudades, es que Tantawi renuncie y que un gobierno civil interino se haga cargo del país, hasta las elecciones parlamentarias y presidenciales. La escalada de protestas continúa cuando faltan sólo cinco días para la celebración de las primeras elecciones legislativas en el país tras la renuncia del expresidente Hosni Mubark, el pasado 11 de febrero.