EU, listo para ayudar a Egipto en su transición democrática: Obama

viernes, 11 de febrero de 2011

WASHINGTON, 11 de febrero (apro).- El presidente Barack Obama, afirmó que Estados Unidos “está listo” para ayudar a Egipto en su transición hacia una verdadera democracia, luego de que se oficializó la renuncia de Hosni Mubarak a la presidencia de ese país, como resultado de 18 días de manifestaciones en la plaza Tahrir que exigían el fin a tres décadas de autocracia.
“Hay muy pocos momentos en nuestras vidas en los que tenemos el privilegio de atestiguar cómo se escribe la historia. Este es uno de esos momentos, el pueblo de Egipto ha hablado, sus voces han sido escuchadas y Egipto nunca volverá a ser el mismo”, dijo Obama en la Casa Blanca, horas después de que el vicepresidente egipcio Omar Suleiman, anunciara la renuncia de Mubarak, la disolución del gobierno y la entrega del poder a una Junta Militar para que se haga cargo de la transición.
Obama, quien se ha había mantenido al margen de pedir directamente la renuncia a Mubarak desde que se iniciaron las masivas manifestaciones en El Cairo y luego de que las fuerzas militares egipcias le dieran la espalda al gobierno para ponerse del lado de los manifestantes, de manera muy tibia, había encomiado a la estructura autocrática de Egipto que iniciara un proceso de transición democrático inmediato.
Sin embargo, en claro desafío a los manifestantes y a Washington, Mubarak primero anunció que no buscaría la reelección en los comicios de septiembre próximo y que se abriría al diálogo con todas las fuerzas de oposición, pero este jueves cuando se acrecentaron las inconformidades de los millones que pedían su renuncia, reiteró que se mantendría al frente de la presidencia, aunque delegaba más poder a Suleiman. Menos de 24 horas después de esto, renunció al poder.
“Estados Unidos continuará siendo un amigo y aliado de Egipto, estamos listos para proveer cualquier asistencia que sea necesaria y que se nos solicite para conseguir una transición creíble a la democracia”, subrayó Obama en su mensaje a los egipcios.
El gobierno estadunidense se había mantenido como un respaldo incondicional de Mubarak, tomando en cuenta que Egipto es una nación clave para contener los deseos de países árabes de destruir y desconocer a Israel como nación independiente.
Por más de tres décadas el gobierno estadunidense ha entregado anualmente unos mil millones de dólares al ejército egipcio.
“Los militares egipcios han actuado de manera patriótica y responsable como protectores del Estado, y ahora tienen que garantizar que la transición sea creíble ante los ojos del pueblo egipcio”, acotó Obama.
El mandatario estadunidense mencionó que la renuncia de Mubarak respondió al hambre de cambio que tiene el pueblo egipcio. “Pero esto no es el final de la transición de Egipto, es el comienzo”, advirtió.