La guerra de Sarkozy contra Calderón

miércoles, 16 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 16 de febrero (apro).- Autoridades de la ciudad de Toulouse determinaron hoy miércoles suspender las festividades dedicadas a nuestro país, debido al creciente conflicto que durante los últimos días ha deteriorado las relaciones diplomáticas entre Francia y México, informó la agencia de noticias AP.
Pocas horas después, al mediodía, el presidente francés Nicolás Sarkozy dio a conocer un nuevo comunicado a México, por boca de su vocero gubernamental Francois Baroin, para que respete sus compromisos firmados internacionalmente, en referencia a los acuerdos de traslado de personas encarceladas fuera de su país, y entregue a Florence Cassez conforme al Tratado de Estrasburgo (Le Figaro).
“Durante seis años, Francia ha mantenido una posición inflexible para hacer valer el derecho internacional ante México, en el sentido de cumplir dichos acuerdos mundiales que firmó. En todo aquel tiempo, Francia siempre incluyó una y otra vez su petición en la agenda del estado de derecho mexicano y lo menos que puedo decir acerca de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia (a Cassez) es que no ha sido satisfactoria", señaló Sarkozy citado por Baroin, quien agregó que “no se había dado la comunicación telefónica” con el presidente mexicano Felipe Calderón hasta ahora.
Cassez fue sentenciada a 60 años de prisión por la justicia mexicana y “tal situación ha llevado a que Francia proponga medidas razonables y responsables, a la vez que mantiene la celebración del Año de México en Francia y, en correspondencia de partes, se extradite a Florence Cassez a Francia conforme al tratado”, añadió y advirtió que “no pretendemos ir más allá, pero esto sería más que suficiente”.
Toulouse honraría a la nación mexicana invitada especial para el Festival Río México del 15 al 19 de junio próximo, ofreciendo el 16 de aquel mes la cena de gala Reencuentros Industriales en Sup de Co de Toulouse en Honor a México, además del Gran Festival Toulouse de Verano (Conciertos de Jóvenes Talentos) del 19 de julio al 12 de agosto, y del espectáculo de los Voladores de Papantla, según programa oficial del Año de México en Francia 2011, que destaca otros eventos artísticos y culturales importantes, por ejemplo:
La 23 edición de Encuentros con el Cine de América Latina y la muestra fílmica El mexicano Luis Buñuel, en la Cinemateque de Toulouse (marzo); El arte de los huicholes en la Casa Universitaria, y presentación del catálogo L'art huichol. Tableaux des fils et ouvres en perles (junio); Fotografía Mexicana en Galerie du Château d'Eau; Los indígenas de México: su medicina tradicional y su arte, en Cité Universitaire (septiembre y octubre), y las ferias literarias México en el salón Vivrons Libres, del Centro de Congresos Pierre Baudis, y Bellas Latinas (noviembre).

Diálogo sordo

La alocución de Nicolás Sarkozy fue dada a conocer por el vocero en su reunión de trabajo con el Consejo de Ministros de Francia, al día siguiente de que senadores y diputados, juristas, intelectuales y organizadores mexicanos del Año Cultural de México en Francia manifestaron apoyo generalizado a la decisión de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de retirarse del magno acontecimiento cultural galo 2011.
En Toulouse incluso ya se habían cocinado también varios coloquios binacionales más sobre cáncer, turismo sustentable, construcción, educación vial, salud y derecho.
Curiosamente, declaraciones emitidas desde México y difundidas por la prensa el martes 8 de febrero argumentaron igual solicitud que hoy Sarkozy reiteró a nuestro país, sólo que en sentido contrario.
Entrevistado por Radio Red vía telefónica, el escritor Carlos Fuentes dijo textualmente al periodista Sergio Sarmiento:
    “Aquí lo que habría que hacer es reunir a los dos gobiernos, llegar a un acuerdo en vista del Tratado de Estrasburgo del cual los dos somos parte. El Tratado de Estrasburgo permite una reducción hasta de 30 años, nosotros hasta de 60... No estamos de acuerdo en la interpretación del Tratado de Estrasburgo, tenemos que reunirnos para ponernos de acuerdo, esto no se ha hecho. No lo ha querido hacer el gobierno de Francia.
    “Pero todavía hay esa salida, interpretar Estrasburgo de una manera que nos convenga a los dos. Que se aclare que el caso es un asunto judicial y que se prosiga a una serie de celebraciones de orden cultural que demuestren la enorme simpatía, la enorme solidaridad que existe entre la cultura de México y la de Francia...
“Es el gobierno francés en su totalidad el que ha dicho: '¡no!', no se ha procedido a negociar, y se puede negociar el Tratado de Estrasburgo, no se ha hecho. El gobierno mexicano no tiene más remedio que adoptar esta actitud porque si cada vez que se presenta Elena Poniatowska o una pintura de Tamayo, una película de Gabriel Figueroa, van a decir 'es en honor de Florence Cassez', pues no podemos ser parte de esta charada.”
Miguel Alemán Velasco, presidente de la parte nacional del Año Cultural de México en Francia, expresó en el mismo tenor al diario El Universal que “el presidente galo ha violado todos los acuerdos que México y Francia firmaron, como la Declaración Conjunta México-Francia”, suscrita en septiembre del 2010:
“Porque el Tratado de Estrasburgo es muy claro y dice que ambos países deben estar de acuerdo para trasladar a un reo, que el hecho de que un país no esté de acuerdo pus no tiene nada que ver el Tratado de Estrasburgo (sic).”
Consultado aparte, el jefe del gobierno capitalino Marcelo Ebrard apuntó: “Me parece que la reacción del presidente de Francia no es la correcta para México.”
Signado por Miguel de la Madrid en 1983, el documento en cuestión fue analizado por Francisco Ruiz Corzo, un abogado de Querétaro con más de cuatro décadas de experiencia en derecho civil, laboral, mercantil, financiero, empresarial y juicios de amparo, para su desglose en Tratados de Estrasburgo. Convenio de Traslado de Personas Condenadas, en mayo del 2009.
Desde entonces, refiere que “dicho tratado se encuentra de moda con motivo de la visita del presidente de Francia”, cuando Sarkozy solicitó a Calderón “que una condenada de acuerdo con las leyes de México purgue su condena en su nación de origen” (como revela en Cultura Jurídica de México, en el sitio www.mexicolegal.com.mx):
“Sin embargo, grande fue mi sorpresa al descubrir de que nuestra nación se incorpora al mismo, sin revisión de fondo por juristas y especialistas de la materia; sino que fue aceptado por la burocracia en turno con las consecuencias de que la pena impuesta puede ser modificada, en este caso Francia, de conformidad con sus leyes vigentes.”
El Año de México en Francia invertiría alrededor de 50 millones de euros en su organización, pero aunque hay esperanza de un eventual diálogo resolutivo entre Sarkozy y Calderón, nada resulta claro para ninguno de ambos países en este “diálogo de sordos”.
Para variar, al ser evocado por la noche de hoy miércoles el nombre de la prisionera Florence Cassez en la Cámara de Senadores, durante sesión para los embajadores de América Latina y el Caribe en París, el representante mexicano Carlos de Icaza salió del recinto molesto, y dijo en su propio idioma:
“La ministra Alliot-Marie sigue mezclando de nuevo el asunto jurídico de Cassez en una reunión de naturaleza diversa para Latinoamérica, es inaceptable.”
    Por cierto que los embajadores latinoamericanos no aplaudieron la intervención de la ministra.
En reciente edición del 16 de febrero, el periódico crítico de izquierda francés Le Canard Enchainé (número 4712) se sumó a la mofa en torno a los juegos bélicos del líder político mexicano Felipe Calderón para acabar con el crimen organizado, sobresaliendo una cabeza principal en tres bloques:
"Affair Cassez. Le nouveau slogan électoral du président mexicaine: ‘Aprês la guerre aux narcos, la guerre au sarko!’."
(“Caso Cassez. El nuevo lema electorero del presidente mexicano: ‘Tras la guerra a los narcos, ¡la guerra contra El Sarko!’", en referencia por supuesto al presidente galo).
    Una caricatura muestra a un desolado rubio francés, con sombrero y sarape salteño, sonando un par de maracas, con el texto de letras mayúsculas en francés: “Anée de Mexique. Frédéric Mitterrand attend la décision de Sarko” (“Año de México. Frédéric Mitterrand espera la decisión del Sarko”).

Comentarios