SRE rescata a 35 mexicanos de Egipto

miércoles, 2 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 2 de febrero (apro).- Un grupo de 35 mexicanos que permanecían en Egipto fue evacuado hoy por el gobierno mexicano ante el recrudecimiento de las protestas en contra del presidente Hosni Mubarak, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
    Mientras tanto, en El Cairo, la capital de Egipto, una persona murió y, por lo menos, 500 resultaron heridas, algunas de gravedad, durante un enfrentamiento entre partidarios y detractores de Mubarak, registrado en el corazón de la ciudad, la plaza Tahrir en el noveno día de protestas.
    En México, la cancillería dio a conocer que los mexicanos evacuados son residentes, turistas y familiares del personal adscrito a la embajada mexicana en Egipto. También se evacuó a seis argentinos, cinco dominicanos y un brasileño.
    El avión, una aeronave rentada por el gobierno mexicano, salió de Egipto a las 06:00 horas de México; media hora después arribó a Atenas, la capital de Grecia.
La cancillería informó que los 35 mexicanos serán repatriados a México desde Atenas en vuelos comerciales, “por la vía más expedita”.
“Aquellos cuyo destino no sea nuestro país continuarán su viaje con recursos propios, al igual que los nacionales de terceros países", precisó la SRE.
La Secretaría explicó que la embajada de México en Egipto continuará operando y brindando asistencia a los mexicanos que así lo requieran.
Asimismo, recomendó a los mexicanos que permanecen en Egipto evitar traslados al interior del país y las aglomeraciones. También, no involucrarse en las protestas políticas, respetar las indicaciones y anuncios de las autoridades locales, incluido el toque de queda, y seguir de cerca las noticias.
    En tanto en la Plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, cientos de miles volvieron a reunirse a exigir la renuncia de su presidente, Hosni Mubarak. Durante las protestas partidarios del régimen arremetieron contra los inconformes.
    De acuerdo con la cadena Al Arabiya, de Emiratos Árabes, tropas del Ejército dispararon contra la muchedumbre para dispersar a los manifestantes. Sin embargo, las fuerzas armadas desmintieron la información.
    No obstante, después de un intercambio de insultos verbales, se desató un enfrentamiento, con piedras y palos, entre opositores y seguidores de Mubarak. En una de las esquinas de la plaza Tahrir, frente al Museo de El Cairo, se registró la reyerta más grande.
    La concentración de miles de activistas oficialistas es la primera desde que comenzaron las revueltas, y se produce tras el anuncio de ayer de Mubarak de que renunciará al poder en las próximas elecciones de septiembre.
Esta mañana el Ejército egipcio pidió a la población el regreso a la normalidad para permitir una pacífica transición en el país, toda vez que el presidente anunció su disposición a no seguir en el poder

 

Comentarios