Mubarak, dispuesto a dimitir de inmediato

jueves, 3 de febrero de 2011

MÉXICO, D. F., 3 de febrero (apro).- En medio de la crisis que vive Egipto y en vísperas del llamado “viernes de la partida”, el presidente egipcio Hosni Mubarak rectificó su postura y anunció públicamente su disposición a dimitir de inmediato.

En una entrevista concedida a la cadena ABC, Mubarak manifestó su preocupación por la violencia que se ha desatado en la Plaza Tahrir en los últimos días que hasta el momento ha cobrado la vida de al menos siete personas y ha dejado más de mil 200 heridos, y rechazó que su gobierno sea responsable de los enfrentamientos entre sus simpatizantes y los opositores.

En la conversación con la televisora estadunidense, que será transmitida completa el próximo domingo, el mandatario dijo que tras 62 años en la política está cansado, por lo que no le molestaría dejar la presidencia ahora mismo, sin embargo, aclaró que no puede hacerlo por el temor a que se desate el caos tras su salida.

Aseguró que nunca huirá de Egipto, porque quiere morir en su país.

Al referirse a la postura de Estados Unidos, que le ha exigido iniciar cuanto antes la transición de gobierno, Mubarak describió a Obama como un “muy buen hombre” que, sin embargo, “no entiende la cultura egipcia y lo que sucedería” si renunciara.

En tanto, Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido hicieron hoy un llamado conjunto a Mubarak, a llevar a cabo "una transición rápida y ordenada" de forma inmediata.

En su declaración, los mandatarios de las respectivas naciones europeas convocaron a Mubarak a que permita que los ciudadanos puedan manifestarse de forma pacífica bajo la protección de las fuerzas de seguridad.

"Sólo una transición rápida y ordenada hacia un gobierno de representación ampliada permitirá superar los desafíos a los que Egipto debe hacer frente", indicaron los mandatarios, quienes insistieron en que “este proceso de transición debe comenzar ya”.

La declaración fue firmada por el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente francés Nicolas Sarkozy; la canciller alemana Angela Merkel; y los primeros ministros David Cameron, de Inglaterra, y Silvio Berlusconi, de Italia.

Los mandatarios condenaron a "todos aquellos que utilizan o alientan la violencia, que no hará sino empeorar la crisis política que atraviesa Egipto", en particular subrayaron que "las agresiones contra los periodistas son totalmente inaceptables".

Al respecto, los periodistas que cubren los enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente Mubarak en El Cairo denunciaron ser víctimas de persecuciones e intimidaciones, así como de un número creciente de agresiones.

En torno a la emblemática plaza de la Liberación (Tahrir), policías de civil y partidarios de Mubarak hostigan o agreden a periodistas desde el miércoles.

Defensores del régimen de Mubarak vestidos de civil suelen emprenderla con quien se pasee con una cámara o una máquina de fotos.

Estados Unidos denunció una "campaña concertada" contra los medios extranjeros que cubren la rebelión popular contra el régimen del mandatario, la cual consideró "totalmente inaceptable".

España exigió a las autoridades egipcias que "garanticen la seguridad de los periodistas españoles", algunos de los cuales fueron agredidos.

Entre las víctimas figuran la corresponsal de la televisión pública española en la zona (TVE) Rosa Molló, así como un grupo de periodistas del diario catalán La Vanguardia, y otro de la televisión catalana de TV3. También resultaron afectados un periodista de la emisora Radio Catalunya, una enviada especial del diario ABC y otra de la radio Cope, según diversas fuentes.

Un periodista y un camarógrafo de las estatales Radio Nacional y Televisión Brasil fueron detenidos, vendados y obligados a volver a su país, informó la Agencia Brasil.

En tanto, el diario belga Le Soir denunció que la desaparición de su enviado especial Serge Dumont, de quien no tiene noticias luego de que ayer miércoles fuera golpeado y detenido por desconocidos.

Por otra parte, partidarios de Mubarak asestaron puñetazos y puntapiés a miembros de un equipo que acompaña al periodista Anderson Cooper, del canal estadunidense CNN, y ninguno de los soldados que se encontraban cerca del lugar hizo nada para evitarlo, aseguró la cadena.

Periodistas de ABC News, France 2 o France 24 también afirmaron haber sido agredidos o detenidos, mientras que el canal franco-alemán Arte indicó el jueves desconocer el paradero de un enviado especial a Egipto.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) estimó en un comunicado que las agresiones tenían "un carácter sistemático y concertado".

Desde Bruselas, la Unión Europea urgió también al gobierno egipcio y a las fuerzas de seguridad a que adopten las medidas necesarias para garantizar el derecho a la manifestación y proteger a los ciudadanos.

"Es responsabilidad del ejército y de las fuerzas de seguridad proteger a sus ciudadanos", señaló la responsable de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, en una declaración como reacción a los ataques de personas armadas contra "manifestantes pacíficos" en El Cairo.

Mientras tanto, un ambiente tenso, salpicado por llamamientos a la paz, reina hoy en la plaza Tahrir de El Cairo, que está tomada por miles de manifestantes contrarios al régimen de Hosni Mubarak, mientras sus partidarios se sitúan en los alrededores de la misma.

Las tropas del Ejército controlan los accesos a esta plaza, símbolo de la revuelta popular que sacude Egipto desde hace diez días, y tratan de evitar que se repitan los duros choques entre partidarios y opositores a Mubarak.

Estos enfrentamientos, que comenzaron ayer al mediodía, suman siete muertos y al menos mil 200 de heridos, dijo hoy un portavoz de Movimiento 6 de Abril, promotor de las protestas, citando a fuentes médicas de la plaza Tahrir (plaza Liberación).

Entre las víctimas, cinco de los fallecidos y una docena de los heridos se produjeron esta madrugada debido a los disparos efectuados por partidarios de Mubarak desde el cercano puente 6 de Octubre con armas automáticas, según uno de los médicos que trabaja en un puesto de primeros auxilios situado en la plaza.

Los partidarios de Mubarak, que se cuentan por decenas, han sido expulsados de la plaza Tahrir, y desde zonas adyacentes a la plaza de Abdel Menem Riad lanzan piedras e incluso algún cóctel molotov.

Mientras, muchos de los opositores a Mubarak patrullan la plaza Tahrir armados con palos y ondeando banderas de Egipto.

La fiscalía general de Egipto emitió este jueves una prohibición de abandonar el país a los exministros y empresarios de alto rango con conexiones con el Partido Nacional Democrático (PND) gobernante, informaron medios estatales. Además, sus cuentas bancarias serán congeladas.

Los grupos de jóvenes militantes prodemocracia, impulsores de la revuelta popular que sacude a Egipto, supeditaron el diálogo propuesto por el primer ministro Ahmed Shafiq a la renuncia del presidente Hosni Mubarak, indicó este jueves uno de sus representantes.

Los grupos "no aceptarán ningún diálogo con el régimen hasta que nuestra principal reivindicación sea satisfecha, la de la renuncia del presidente Hosni Mubarak", afirmó Amr Salah.

El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman, dijo el jueves que la Hermandad Musulmana, el movimiento opositor más organizado del país, fue invitado a reunirse con el nuevo gobierno como parte de un diálogo nacional con todas las partes.

Comentarios