Estable, aunque "muy grave", la situación en Fukushima; suman 21 mil 911 víctimas

lunes, 21 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 21de marzo (apro).- Aunque se mantiene estable, la situación en la central nuclear Fukushima I “es muy grave” y la crisis aún no ha sido resuelta, afirmó el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano.
    Mientras tanto, el recuento de víctimas sigue en aumento y la cifra llegó durante el fin de semana, según la Policía Nacional, a 21 mil 911, de las cuales 8 mil 649 murieron y 13 mil 262 están registradas como desaparecidas.
    De las víctimas localizadas, se ha logrado la identificación de 4 mil 80 y los cuerpos de 2 mil 900 ya fueron entregados a sus familiares, informó la agencia Kyodo.
    Al menos 340 mil personas han sido desplazadas de su comunidad y trasladadas a 2 mil 70 albergues temporales. La mayoría de ellas vivían cerca de la planta nuclear Fukushima, que no ha podido ser controlada del todo.
El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social reportó listos 5 mil 900 médicos que serán enviados a las zonas más afectadas por el terremoto de 9 grados que azotó a Japón el viernes 11 de marzo. Los médicos también ayudarán a resolver la escasez de personal para cuidar a los ancianos afectados de los que, se estima, hay 28 mil.
Yoshihiro Murai, gobernador de la prefectura de Miyagi, la más afectada por el sismo, indicó que la prioridad es brindar ayuda a las personas que perdieron sus viviendas y que viven ahora en los albergues. Dijo que ya envió una carta al primer ministro Naoto Kan para solicitarle los recursos para la reconstrucción.
En la planta Fukushima I, el director de la AIEA admitió que aún están lejos de resolver la crisis y que la situación aún es seria.
"La crisis todavía no ha sido resuelta y la situación en la central nuclear eléctrica de Fukushima Daiichi (uno en japonés) sigue siendo muy grave", afirmó ante el órgano ejecutivo de la AIEA.
Confirmó que se han detectado altos niveles de radiación en áreas cercanas a la planta nuclear y expresó su confianza en que las labores para contener la situación sean exitosas.
"No tengo dudas de que esta crisis será superada de forma eficaz", afirmó Amano en su reunión a puerta cerrada ante representante de los 35 países miembros de la Junta de Gobierno de la AIEA.
El gobierno nipón afirmó que la radiación en torno al rector 3 de la central Fukushima no ha aumentado, pese al humo que se ha detectado en la planta.
Yukio Edano, ministro portavoz de Japón, dijo que se está investigando el origen del humo grisáceo que salió por la tarde del reactor, pero insistió en que el grado de radiactividad detectada no ha incrementado. No obstante, conminó a la ciudadanía a no comprar leche, espinacas y una planta local conocida como kakina en cuatro provincias cercanas a la planta: Ibaraki, Gunma, Tochigi y Fukushima.
Las medidas son temporales y su duración dependerá de las mediciones de radiación, dijo Edano, quien afirmó que por ahora lo prioritario es "solucionar la situación en la planta nuclear".
Por su parte, los operadores de Tokio Electric Power Co (TEPCO), conectaron este lunes 21 el reactor uno de la central nuclear a una fuente de energía externa, con lo que ya son cuatro los reactores –el 1,2, 5 y 6-- los que cuentan con energía externa.
Con este avance, el reactor uno, que se cree ha sufrido una fusión parcial del núcleo, podría reactivar sus sistemas de refrigeración próximamente.

Costará cinco años recuperar la economía

El Banco Mundial (BM) estimó que a Japón le llevará cinco años recuperarse de la catástrofe del terremoto y tsunami, pues las perdidas cuantificadas hasta hoy ascienden a 235 mil millones de dólares.
    Los efectos del sismo reducirán el crecimiento del país hasta en 0.5 puntos porcentuales según indicó el BM mediante un informe y el
el impacto se concentrará durante la primera mitad de este año, indicó.
"El daño a la vivienda y la infraestructura ha sido sin precedentes. Sin embargo, el crecimiento deberá levantarse en los trimestres siguientes mientras los esfuerzos de reconstrucción, que podrían durar hasta cinco años, se aceleran" detalló.

Comentarios