Comandará la OTAN operaciones militares en Libia

martes, 22 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 22 de marzo (apro).- Los gobiernos coaligados de Estados Unidos, Francia y Reino Unido acordaron emplear a la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) como una “estructura de comando” a cargo de las operaciones militares contra las milicias del presidente Muamar Gadafi.
    En tanto, el líder libio, que se resiste a dejar la presidencia que ha ejercido durante 42 años, advirtió a través de la televisión estatal: "lucharemos hasta el final.  No nos rendiremos y les derrotaremos”.
    Este martes, el presidente estadunidense Barack Obama telefoneó a sus homólogos, Nicolás Sarkozy, de Francia, y David Cameron, de Gran Bretaña, para hablar sobre el “progreso sustancial” que se ha logrado para frenar el avance de Gadafi hacia Bengasi.
    También abordaron el establecimiento de la zona de exclusión y el “papel  central” que debe jugar la OTAN en la estructura de comando “de aquí en adelante”, comentó el asesor del Consejo Nacional de Seguridad Ben Rhodes.
    Por su parte, el gobierno francés emitió un comunicado donde anunció que Francia y Estados Unidos “alcanzaron un acuerdo sobre la forma de usar la estructura de comando de la OTAN en apoyo a la coalición”.
    Mientras esto sucede, los países miembros de la OTAN aprobaron que la alianza utilice sus medios navales para aplicar  el embargo de armas sobre Libia y convenido la víspera por el Consejo de Seguridad de la ONU.
    La medida fue tomada por los 28 países miembros en el Consejo del Atlántico, órgano jurisdiccional de la Alianza, que mantiene una discusión desde hace días sobre las operaciones a realizar en Libia.
    El embargo de armas fue impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU en reacción a la violenta represión de las revueltas civiles contra el régimen de Gadafi.
    Ahora  los barcos de la OTAN, desplegados en la zona central del Mediterráneo, se encargarán de garantizar que no llegue armamento a Libia por vía marítima.

“Paran en seco” la ofensiva contra Bengasi
Las fuerzas aliadas que llevan a cabo la operación “Odisea al amanecer” atacaron objetivos militares de Gadafi y afirmaron que los ataques contra Bengasi, bastión de los rebeldes, “han sido parados en seco”.
    Los aliados, encabezados por Estados Unidos, lanzaron este martes 24 misiles Tomahawk, luego de que se ampliara la zona de exclusión aérea en el país africano.
    En estas operaciones, Estados Unidos perdió un avión caza F-15E, no porque haya sido derribado sino porque, según Samuel J. Locklear, máximo comandante estadunidense en la zona, sufrió problemas mecánicos.  
Los dos tripulantes salvaron la vida al ser expulsados antes que se estrellara su avión. Uno fue rescatado por los rebeldes y el otro fue recogido por un avión de búsqueda y rescate de la Marina estadunidense.
    Según Locklear, con los Tomahawks lanzados hoy ya son 161 los que se han disparado para intentar desactivar las instalaciones de comando y control del régimen libio, sus unidades de defensa aérea y otros objetivos.     
    Las tropas gadafistas, apuntó, atacaron zonas civiles en Misrata, la tercera ciudad más grande de Libia y en manos de los rebeldes, pero confió en que a medida que avance la coalición será más fácil atacar las milicias del líder libio.
Por su parte, el general británico John Lorimer, portavoz del Estado Mayor de la Defensa, afirmó que el avance de Gadafi a Bengasi se ha parado “en seco” y que aviones Tornado de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) realizaron el lunes vuelos de reconocimiento para saber si las tropas del líder libio amenazaban a los civiles.
    Informó también que los aviones caza españoles F-18 se integraron ayer a la coalición encargada de patrullar el espacio aéreo libio. Y al hacer una evaluación de las operaciones militares, Lorimer dijo que esta operación está dando un "efecto muy real", que es "la protección de Bengasi de las fuerzas del coronel Gadafi".
    El general refirió que el viernes Gadafi cometió atrocidades en áreas periféricas de Bengasi, pero la “intervención militar para reforzar la resolución de la ONU 1973 ha detenido este ataque en seco”, celebró.
    No obstante, desestimó que la amenaza de ataque sobre Bengasi y otras ciudades haya sido eliminada.
    En el bombardeo a Misrata, a manos de las fuerzas gadafistas, habrían muerto al menos nueve personas, entre ellos cuatro niños que intentaban huir de sus hogares, reportó la televisora Al Jazeera.
    De acuerdo con ésta, con las bajas de hoy ya son 40 las víctimas mortales que dejaron los ataques de Gadafi a Misrata.
    Los tanques del régimen entraron abriendo fuego contra distintos objetivos de Misrata, donde se ubica una refinería de petróleo.
Ambos bandos se adjudicaron el control de la ciudad, pues un portavoz del gobierno libio dijo que la urbe había sido liberada desde hace tres días, mientras que los rebeldes aseguraron que habían logrado mantener fuera de la ciudad a los agresores.
El bombardeo de Gadafi sobre Misurata se llevó a cabo después de una tercera noche de ataques aéreos por parte de las fuerzas de la coalición, en atención a la resolución de las Naciones Unidas que autorizó “todas las medidas necesarias” para proteger la población civil.
Tras los ataques de los aliados, el gobierno libio denunció que la ofensiva de las fuerzas aliadas del lunes pasado alcanzó aeropuertos militares y bases navales en Trípoli, Al Zawiya, Misrata, Sirte y Zebha.

Reaparece Gadafi para animar a sus seguidores

Por la noche, Gadafi apareció de nuevo en público en la televisión estatal para animar a sus seguidores a “continuar en la lucha” contra los rebeldes y las fuerzas internacionales que atacan el país.
    El mandatario libio emitió un mensaje desde su casa de Bab el Aziziya, que fue alcanzada por los aviones de la coalición y advirtió que Libia “está preparada para la batalla, ya sea corta o larga”, confiado de que las masas serán más fuertes que las defensas antiaéreas.
"Me voy a quedar aquí, mi hogar está aquí, me quedo en mi carpa", aseguró ante sus seguidores, que enarbolaban banderas verdes.
Al lanzarse contra los países miembros de la coalición, aseguró que (en Libia) hay manifestaciones por todos lados en contra de este ataque injustificado. "Este ataque es de un grupo de fascistas que terminarán en el basurero de la historia", subrayó.
Lo dicho por Gadafi  tiene lugar después de las declaraciones de la secretaria de Estado estadunidense Hillary Clinton, en el sentido de que éste y otras personas cercanas a él han entablado contacto con varios países aliados de Libia para encontrar una solución al conflicto que lleva ya más de un mes, entre ellas el exilio del líder libio.

Los desplazados

Miles de libios se han convertido en desplazados internos en el este del país –en especial en las ciudades de Ajdabiya, Derna y Tobruk--, luego de  huir de sus lugares de residencia debido a los combates, afirmó hoy el Alto  Comisionado de las  Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).
"Los desplazados se han refugiado en casas, escuelas y salas comunales", apuntó el portavoz de ACNUR Adrian Edwards, quien refirió que el organismo ha recibido esta información de personas que han cruzado la frontera con Egipto.
"Dar asistencia humanitaria en estas condiciones es muy difícil" pues,  indicó el vocero, se  tienen noticias de que hay escasez de algunos productos básicos y de medicamentos en el este de Libia.
Algunos libios llegados a la frontera egipcia manifestaron  a ACNUR que temen represalias de los partidarios de las fuerzas gubernamentales libias, y que la gente en el este del país teme salir de sus casas a partir de las 4 de la tarde.

Comentarios