Cuba enjuicia a exministro y a chileno fundador del MIR

jueves, 24 de marzo de 2011

LA HABANA,24 de marzo (apro).- El Tribunal Provincial Popular de La Habana declaró “concluso para sentencia” el juicio contra el empresario chileno Joel Max Marambio Rodríguez, exfundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en una vista judicial en la que también se juzgó al exministro cubano de Industria Alimenticia Alejandro Roca Iglesias.
Para Marambio, quien fue enjuiciado en ausencia, la Fiscalía pidió 20 años de cárcel por los delitos de cohecho y de falsificación de documentos bancarios y de comercio.
Alejandro Roca Iglesias fue juzgado por los delitos de cohecho y actos en perjuicio de la actividad económica o de la contratación, y la Fiscalía ha pedido para él 15 años de prisión.
El periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), señala en su edición de hoy que el empresario no se presentó a la citación judicial, por lo que fue procesado en ausencia y su defensa la asumió un abogado designado de oficio por el Tribunal, en correspondencia con lo establecido en la disposición legal vigente.
El empresario chileno Joel Max Marambio Rodríguez, un extremista de izquierda forjado en el gobierno de Salvador Allende devenido a próspero empresario, fue acusado desde abril de 2010 por la justicia de Cuba de siete graves cargos en perjuicio de la economía de la isla y fue citado a comparecer.
El gobierno de Cuba inició desde principios del año pasado la investigación de una trama de empresas cubanas del rentable sector turístico, aéreo, alimentos y de importación y exportación vinculadas con una red de corrupción en el que se encuentran involucrados el empresario chileno Max Marambio.
Los hechos se conocieron con el despido, el 8 de marzo del año pasado, del presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), Rogelio Acevedo, y la información fue más amplia cuando el 13 de abril del 2010 fue encontrado muerto en La Habana el gerente de una de las empresas del exfundador del MIR, Max Marambio.
Dos días después que fue encontrado sin vida el gerente general de la empresa Río Zaza, el chileno Roberto Gabriel Baudrand Valdés, de 59 años, el gobierno cubano hace público que investigaba presuntas irregularidades y violaciones en la empresa mixta Alimentos Río Zaza, en la que están implicados directivos chilenos y empleados cubanos.
El comunicado oficial dado a conocer la noche del jueves 15 de abril confirma que está en curso una verificación por parte de la Fiscalía General de Cuba, así como otras investigaciones de los órganos competentes, entre ellas la Contraloría General de la República, entidad que depende del presidente Raúl Castro.
La compañía de viajes turísticos Sol y Son forma parte de este entramado de corrupción. Esta empresa creada como parte del corporativo empresarial Cubana de Aviación era manejada también por personas cercanas al empresario Marambio.
Sol y Son es una empresa mixta fundada hace diez años por el propio Max Marambio y el gobierno cubano. Desde hace cinco años era dirigida por Marcel, hermano de Max, y opera, de acuerdo a información del Ministerio de Turismo, en 28 países.
Sol y Son y la estatal Havanatur son las dos operadoras de turismo más importantes en Cuba. Sol y Son se destinó para los vuelos internacionales de Cubana de Aviación y negocios paralelos como tour operadores, tiendas de duty free, establecimientos de divisas y hoteles.
La vinculación del empresario Max Marambio con el gobierno cubano se forjó desde los años sesenta, pero se consolidó con el golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende. En esa ocasión, Marambio fue el personaje que quedó al cuidado de la embajada de Cuba en Santiago.
Marambio viajó a Cuba para participar en la fundación de uno de los grandes corporativos aún vigente en La Habana: Cimex, la primera empresa de libre mercado del gobierno comunista de Cuba y realizó su primer negocio mixto con el entonces gobierno de Fidel Castro: criadero de gansos La Oca.
Fue uno de los primeros empresarios chilenos que invirtieron en Cuba durante la peor crisis económica llamada “periodo especial”, a principios de los noventa. A través de International Network Group (ING), el holding que realiza todas sus actividades en la isla, se hizo propietario de varias empresas mixta en la isla.
El rico empresario chileno era propietario del 50% de la empresa Río Zaza, una de las más importante productoras y exportadoras de alimentos en la isla.
Río Zaza era la única empresa en la isla en producir y exportar jugos de frutas concentrados y congelados a base de ingredientes naturales envasados en caja, leche, compota para niños, yogurt, jalea, mermeladas y cereales, entre otros.
Las empresas de Marambio surtían envases tetra-pak para la industria de jugo, ron y leche nacional. Las fábricas de Río Zaza en Santi Espíritu y en Jagüey, en las que trabajaban más de 500 empleados, cerraron hace 14 meses por problemas de liquidez y falta de insumos.
Enrique Bruce, uno de los principales administradores de las empresas de Marambio en la isla, aclaró en abril pasado que el gobierno de la isla realizaba una verificación fiscal, una auditoría y otras investigaciones establecer la presunta comisión de irregularidades y violaciones de las leyes vigentes.
La verificación fiscal y la auditoría se basan principalmente en que Río Zaza ( la fusión que se hizo en el 2001 de las asociaciones económicas Héroes de Girón-Ingelco SA y la otra Río Zaza-Ingelco SA) imponía un sobreprecios a la mercaderías que se importaba bajo algunas de las firmas que le hacían llegar insumos a la empresa.

Comentarios