Gadafi ataca con bombas de racimo bastiones rebeldes; 22 muertos, el saldo

viernes, 15 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 15 de abril (apro).- Al menos 22 muertos y 50 heridos es el saldo de los ataques perpetrados por la milicias del líder libio Muamar El Gadafi a las ciudades de Misrata y Ghnaimiya.
    En lo ataques, según, la organización Human Rights Watch (HRW), Gadafi ha utilizado bombas de racimo de fabricación española.
    En los ataques de hoy, según fuentes rebeldes citadas por la cadena Al Jazeera, las tropas leales a Gadafi bombardearon Misrata y Ghnaimiya con misiles Grad, fuego de artillería y carros de combate.
    Sin embargo, HRW analizó fragmentos del armamento utilizado por Gadafi en su ofensiva y dictaminó que se trata de bombas MAT-120 fabricadas por la empresa española Instalaza en 2007, antes de que España suscribiera el tratado internacional contra las bombas racimo.
    En un comunicado el organismo defensor de los derechos humanos alertó del “grave peligro” que ese tipo de armas suponen para la población civil.
    Detalló que comprobó el uso de tres explosivos de este tipo, tras el bombardeo a un barrio residencial de Misrata el pasado jueves 14. Además de las muestras tomadas, los expertos de HRW entrevistaron a testigos de los ataques.
    "Es horrible que Libia use este tipo de armas, especialmente en una zona residencial. Suponen un riesgo enorme para los civiles tanto durante los ataques, por su naturaleza indiscriminada, como después, porque quedan esparcidos fragmentos sin explotar que siguen siendo peligrosos", advirtió Steve Goose, director de la división de HRW dedicada al armamento.
    Según HRW la mayoría de los países ha suscrito la Convención contra Bombas de Racimo, la cual se convirtió en ley internacional en agosto de 2010. No obstante, Libia no ha suscrito ese acuerdo, señalo el organismo, pues en los años 80 utilizó ese tipo de explosivos en el conflicto en el Chad.
    Las bombas de racimo se abren en el aire y dejan escapar 21 municiones sobre una amplia zona, se desintegran en fragmentos a alta velocidad y desprenden balas de metal fundido capaces de penetrar en vehículos blindados.
    En los ataques de este viernes, según informó un médico del hospital de Misrata, citado por Al Jazeera, más de 40 personas resultaron heridas, la mayoría de ellos mujeres y niños.
    Según la misma fuente, más de 40 personas, entre ellas cinco ciudadanos egipcios, murieron en la ciudad de Misrata en las últimas 48 horas. La ciudad está sitiada desde hace dos meses por las tropas leales a Gadafi.
En  Ghnaimiya, al sur de la capital libia, siete personas murieron y otras 11 resultaron heridas por los bombardeos de las tropas de Gaddafi, refirió la cadena qatarí.
Por su parte, los rebeldes aseguraron haber tomado el control de la parte oriental de la ciudad de Brega tras intensos combates. Esta ciudad, uno de los principales puertos petroleros de Libia, ha sido víctima también de intensos ataques oficiales que han hecho retroceder en un par de ocasiones a los rebeldes.
    Del otro lado, la agencia oficial de noticias Jana, informó que los aviones aliados realizaron ataques aéreos contra Sirte, ciudad natal de Gadafi,  y El Aziziya, al sur de Trípoli.

Comentarios