Líderes de 61 tribus libias exigen a Gadafi abdicar

miércoles, 27 de abril de 2011

MÉXICO, DF, 27 de abril (apro).- Líderes de 61 tribus libias se pronunciaron a favor de la salida del líder Muamar El Gadafi, con el fin de poner fin al conflicto y tener una nación “libre, democrática y unida” una vez que el dictador deponga el poder.
    Los representantes de las tribus se expresaron a través de una declaración publicada en París por el escritor francés Bernard-Henry Lévy, quien apoya a los rebeldes.
    “Frente a las amenazas que pesan sobre la unidad de nuestro país, frente a las maniobras y a la propaganda del dictador y de su familia, declaramos solemnemente que nada podrá dividirnos. Compartimos el mismo ideal de una Libia libre, democrática y unida”, advierte el texto.
La declaración fue escrita el 12 de abril en Bengasi, sede del Consejo Nacional de Transición (CNT), máxima autoridad del bando rebelde, y llegó un día después del ataque de las fuerzas gadafistas al puerto de Misrata, por donde llega la ayuda humanitaria.
"La Libia de mañana, una vez que el dictador haya partido, será una Libia unida, cuya capital será Trípoli, y donde al fin seremos libres para formar una sociedad civil, según nuestros deseos", señalan los 61 firmantes del texto.
Y añaden: "Como libios, formamos una sola y única tribu: la tribu de los libios libres, en lucha contra la opresión y las malas intenciones de división".
También aprovechan para agradecer a Europa y en especial a Francia que hayan impedido la “carnicería” con la que amenazó Gadafi.
En Misrata, ciudad dominada por el bando rebelde, que ha sido blanco de los ataques más cruentos por parte de Gadafi y representa el punto de avance para llegar a Trípoli, se vivió una noche de calma el martes, según reportes de AFP.
    Los ataques aéreos de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) obligaron a las milicias gubernamentales a retirarse de Misrata, pero en la mañana del miércoles 27 reanudaron los bombardeos sobre el área portuaria con misiles Grad, según informó Abdulrahman un portavoz rebelde.
"Hubo un intenso bombardeo esta mañana. Alrededor de 15 cohetes Grad impactaron en el centro de la ciudad, dos de ellos donde estoy parado ahora mismo. Cinco casas quedaron destruidas. No hubo muertos, por suerte, pero algunos niños sufrieron heridas leves", dijo Abdulrahman, por teléfono desde Zintan, una región montañosa del oeste de Libia.
Por la tarde, las tropas gadafistas comenzaron a disparar morteros en un distrito del oeste de Misrata, según reportes de Safieddin, un rebelde ubicado en esa ciudad.
A pesar de los ataques, Jalal al Gallal, portavoz del CNT, afirmó que el líder libio pelea una “batalla perdida”, ya que los rebeldes son más numerosos, están mejor equipados, entrenados y están “más determinados que nunca”.
A pesar de la aparente calma en Misrata, había tensión en los campamentos donde unos 2 mil refugiados africanos permanecen en tiendas de campaña a la espera de poder ser evacuados.
Unos mil de esos refugiados pudieron salir hoy de Libia en un barco de la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y, junto con ellos, fue rescatado un periodista-bloguero francés, Baptiste D., quien resultó gravemente herido el sábado pasado por una bala perdida en Misrata.
Baptiste fue herido en el cuello por una bala perdida. Permanecía desde el sábado en cuidados intensivos en un hospital de Misrata, pero colegas suyos informaron en un comunicado que debía "ser operado rápidamente fuera de Libia para sobrevivir".
El puerto de Misrata es el único lazo de comunicación con el exterior, ya que las fuerzas leales a Gadafi han bloqueado todos los accesos terrestres.
En tanto, los países miembros de la OTAN acordaron hoy disponer de un representante de la Alianza en Bengasi para estrechar contactos políticos con los rebeldes.
La portavoz de la Alianza, Carmen Romero, señaló que los detalles concretos del nombramiento aún deben ser definidos y se prevé que el representante sea algún diplomático de un país aliado que ya se encuentre en Bengasi.
Su función se centrará en discutir con los rebeldes la evolución de la operación internacional en Libia y posibles soluciones políticas al conflicto.
Además del apoyo bélico que ha dado la OTAN a los rebeldes, Estados Unidos aprobó el martes pasado el envío de material no letal con un costo aproximado de 25 millones de dólares. Dicha ayuda incluye vehículos, tanques de combustibles, ambulancias, equipos médicos, radios de comunicación y chalecos antibalas, entre otros.
Por la tarde, el embajador estadunidense en Libia, Gene Certz, declaró que Estados Unidos ya considera el CNT como una entidad política que merece su apoyo, aunque todavía no decide si la reconocerá oficialmente, como ya lo hicieron Francia e Italia.
 En una rueda de prensa, comentó que el enviado especial de Estados Unidos a Bengasi, Chris Stevens, ha dicho al gobierno de su país que los rebeldes merecen el respaldo del gobierno de Barack Obama.