Sismo en Japón deja tres muertos y afecta otra planta nuclear

viernes, 8 de abril de 2011

MÉXICO, DF, 8 de abril (apro).- El sismo de 7.4 grados Richter que azotó la costa noreste de Japón, el jueves 7, afectó la planta nuclear de Onagawa, en la prefectura de Miyagi, y dejó sin servicio de electricidad a medio millón de viviendas.

Además, tres personas murieron y 141 más resultaron heridas, según datos de la policía local.

El canal de noticias NHK informó que hubo grandes cortes de electricidad y estallidos de gas en Miyagi. También las prefecturas de Yamagata, Iwate, Aomori y Akita resultaron afectadas.

La Agencia de Seguridad Nuclear informó que luego del sismo, en la planta nuclear de Onagawa se detectó una fuga de agua radiactiva proveniente de los edificios de los tres reactores de la central, la cual suspendió sus actividades desde el 11 de marzo, tras el terremoto de 9 grados y el posterior tsunami que arrasaron con la zona.

Según la agencia Kyodo, en Onagawa, agua radiactiva a la que agitó el sismo se salió de los estanques pero no del complejo, informó la compañía Tohoku Electric Power Co., que suministra energía al norte de Japón.

En la planta de Fukushima no se reportaron nuevos daños, aunque la situación aún no ha sido totalmente controlada.

Otras dos centrales nucleares de Japón encendieron sus generadores de emergencia, pues el último sismo cortó el suministro de energía de casi medio millón de viviendas en el noreste de Japón, que aún no se recupera de la catástrofe del 11 de marzo.

Varias plantas nucleares cambiaron la generación de electricidad por corto periodo a máquinas de diesel y fueron reconectadas a la red la tarde del viernes. Una planta en el norte de Sendai perdió por un breve período su capacidad de enfriar sus estanques, pero la recuperó casi de inmediato

En algunos lugares, la energía se restableció rápidamente, pero más de 450 mil hogares continuaban sin luz la noche del viernes, según Souta Nozu, portavoz de Tohoku Electric Power Co.

Esa empresa da servicio en algunas prefecturas del noreste de Japón que no fueron afectadas por el terremoto del 11 de marzo.

Nozu dijo que seis plantas convencionales en la zona dejaron de funcionar tras el sismo. De ellas, tres fueron reactivadas y las otras lo harían en el transcurso del día, si es que los daños a las líneas eléctricas en la zona lo permiten, agregó.

La falta de luz eléctrica generó largas filas en los establecimientos de combustible, igual que en los supermercados, en los que se reabastecieron productos pero rápidamente se agotaron algunos básicos y otros empezaron a racionarse.

En Ichinoseki, ubicada 390 kilómetros al noreste de Tokio, la mayoría de los establecimientos cerraron. Había largas filas afuera de un supermercado que abrió el viernes por la mañana.

Las muestras de solidaridad tampoco faltaron. El dueño de un restaurante, Suzuki Koya, compró una pequeña estufa de gas y preparó en una olla grande comida que distribuyó de manera gratuita.

"Vi la carne en el supermercado y pensé: 'Hay que preparar un estofado. Es buena la calidez en tiempos como estos", dijo Koya, de 47 años, a la agencia AP.

 

Radiación permea hemisferio norte del planeta

 

La Comisión para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (TCBTO) informó que trazas de emisiones radiactivas desprendidas de la central nuclear Fukushima I se han esparcido por todo el hemisferio norte del planeta.

En un comunicado, el organismo señaló que su sistema de vigilancia descubrió isótopos radiactivos (yodo 131 y cesio 137), cuyo origen es claramente identificado con Fukushima.

La CTBTO no da información sobre los posibles daños a la salud de las trazas radioactivas detectadas, pero otras organizaciones, como la de Energía Atómica de las Naciones Unidas (OIEA), han sostenido que las concentraciones son muy pequeñas y no causan daños a la salud humana.