La creciente fuerza latina en EU

sábado, 9 de abril de 2011

SAN DIEGO, Cal., 8 de abril (apro).- La Oficina del Censo de Estados Unidos confirmó lo que ya todos sabían: que la población blanca había disminuido y que la hispana había crecido de manera espectacular. 

Lo que nadie sabía era qué tan grande había sido el cambio demográfico experimentado en el país en la última década. La información dada a conocer el 24 de marzo muestra que la población latina experimentó un crecimiento de 27.3 millones de personas, llegando a un total de 50.5 millones.

Esta cifra coloca a Estados Unidos como el segundo país hispanoparlante del mundo, sólo por debajo de México y por encima de países como España, Argentina y Colombia.

Casi 65% de la población latina de Estados Unidos es de origen mexicano, mientras que en un lejano segundo y tercer lugar se encuentran la población puertorriqueña y cubana.

De acuerdo a la Oficina del Censo, la población latina creció en 43% desde el año 2000 y constituye 16.3% del total de los 305 millones de habitantes de la Unión Americana. 

El cambio demográfico experimentado por Estados Unidos ha modificado la estructura de las ciudades, dijo en conferencia de prensa, el 25 de marzo, Nicholas A. Jones, director del Departamento de Estadísticas Raciales de la Oficina del Censo. 

El crecimiento demográfico se concentró en zonas metropolitanas del oeste y del sur del país, mientras que las comunidades que experimentaron un mayor crecimiento fueron las áreas suburbanas. Ciudades como Boston, Baltimore y Milwaukee ya no se encuentran entre las primeras 20 zonas urbanas más pobladas del país, ya que fueron reemplazadas por ciudades como El Paso, Texas y Charlotte, en Carolina del Norte, indicó Jones.

En contraste, todo el resto de la población creció apenas 5%, indicó William H. Frey, autor del estudio Impacto de los cambios demográficos en Estados Unidos, realizado por el Brookings Institute. "Estados Unidos creció 9.7%, pero más de la mitad de ese crecimiento corresponde a la población latina”, dijo Frey.

"El número de niños no blancos creció en 22% con relación a la década anterior, mientras que el número de niños de raza blanca declinó en 4.3 millones o casi 10%", agregó.

"Si no hubiera sido por los 4.8 millones de niños latinos nacidos durante la última década, dice el estudio de Brookings, la población de jóvenes de todo el país habría registrado un declive en términos generales.

La oficina del censo ha proyectado que la población blanca del país será minoría a más tardar en el 2042, es decir, en poco menos de 30 años. Para los jóvenes blancos las perspectivas no son mejores, ya que los demógrafos calculan que serán minoría en el 2023.

"Estos cambios podrían ocurrir incluso antes de lo que indican las proyecciones, debido a que los grupos minoritarios han mostrado niveles inesperados de crecimiento demográfico", aseguró Frey.

Los datos del Censo reactivaron el debate en cuanto a la inmigración indocumentada, sin embargo, D’Vera Cohn, demógrafo del PEW Research Center, con sede en Washington, dijo a Apro que el índice de nacimientos, y no la inmigración, es el factor principal que ha provocado el crecimiento de la población latina. "Aunque la inmigración sigue siendo un factor importante en el crecimiento de la población hispana, la recesión económica y las altas tasas de desempleo han ayudado a disminuir el ritmo de crecimiento de los extranjeros que buscan asentarse en EU", agregó.

 

Menor ritmo de crecimiento 

 

En la última década, la población blanca pasó de 194.6 millones a 196.8, es decir, tuvo un crecimiento neto de 2.2 millones de personas, aunque su participación en el total de la población se redujo de 69% en el 2000, a 64 % en el 2010.

La población asiática también creció en 43%, pasando de 10.2 millones en el 2000 a 14.7 en el 2010, indicó la Oficina del Censo. Los asiáticos ahora constituyen 5% del total de la población del país.

La población afroamericana, que creció en 4.3 millones, está formada ahora por 40 millones o 12.6% del total de la población, con un ligero crecimiento con relación al 2000, cuando constituía 12.3% de la población.

Otro cambio importante es la concentración de las poblaciones en crecimiento.

Anteriormente la población hispana se concentraba en 8 o 9 estados, y ahora está en prácticamente en todos los estados del país", dijo Jeffrey S. Passel, del Urban Institute, con sede en Washington.

"Las minorías tendrán una presencia mayor en las generaciones futuras", dijo Passel, por ejemplo, en Nevada, 61% de los niños son de diferentes minorías, comparado con 41% de los adultos.

En estados fronterizos, como Texas, dijo el demógrafo, la población hispana se espera que sobrepase a los demás grupos étnicos en la siguiente década.

 

La geografía de las razas

 

La población minoritaria, que tuvo un incremento de 43% entre los hispanos, creció en las cuatro regiones del país, pero aumentó más en el oeste. Casi la mitad de la población del oste, constituida por 33.9 millones de personas es ahora minoritaria, esto debido principalmente a California, que tiene la mayor población de grupos minoritarios, con 22.3 millones de personas. La población minoritaria de Nevada fue la de mayor crecimiento en el país, con un incremento de 78%.

Cuatro estados y el Distrito de Columbia tienen poblaciones con más de 50% de grupos minoritarios. Hawaii tiene la mayor proporción con 77%. California y Nuevo México tienen 60% de población minoritaria, Texas tiene 55% y el Distrito de Columbia, 65%.

 

Los estados más blancos

 

Los estados con la mayor población blanca no hispana son Maine y Vermont, ambos con 94%. Le siguen West Virginia con 93% y New Hampshire con 92%. Sin embargo, en los cuatro estados, el incremento de la población minoritaria fue el factor que impidió que hubiera habido un descenso en la población.

En tres estados de Nueva Inglaterra, la población minoritaria creció en más de 50%, mientras que el crecimiento de la población blanca se estancó. Las minorías crecieron 68% en New Hampshire, 65% en Maine y 52% en Vermont. La población blanca en esos estados creció 2.3 y 1%, respectivamente. En West Virginia se repitió la misma historia: mientras que la población minoritaria creció 29%, la blanca creció sólo 1%.

 

Los niños

 

La población de niños menores de 18 años es mucho más diversa que la de los adultos. Mientras que casi la mitad de los 74 millones de niños --46.5%-- son de grupos minoritarios, las minorías constituyen sólo 33% de la población adulta. El 23% de todos los niños de Estados Unidos son latinos, aunque en California y Texas son la mayoría. El número de niños latinos y asiáticos aumentó significativamente en los últimos diez años, la proporción de niños blancos se redujo en 9.8%, comparado con un incremento de 38.8% de los niños latinos y 31% de los niños asiáticos. También la población de niños afroamericanos decreció en 2.3%.

"La población latina y asiática evitará que Estados Unidos tenga un declive demográfico como el de Japón y Alemania", dijo Frey. "Las proyecciones del Censo indican que la población latina sobrepasará la blanca en los próximos 30 años".

 

El nuevo poder político

 

"La Legislatura estatal y la Asamblea de California durante décadas fueron refugio de políticos blancos que no reflejaban la realidad demográfica del estado", dice Gibran Maciel, analista político con sede en Sacramento. "En los próximos años veremos un enorme cambio político y el derrumbe de enclaves políticos tradicionales, que serán disputados por una nueva generación de políticos latinos y asiáticos", agregó.

Los datos del Censo este año tendrán un impacto mayor que nunca. En el pasado, los legisladores dibujaron las líneas de sus distritos políticos protegiéndose a si mismos y a su partido. Las cosas han cambiado. A partir de este año, los distritos electorales de los 40 senadores y 80 miembros de la Asamblea serán redefinidos por un grupo no partidista e independiente, que se basará en las cifras del Censo, para buscar la mejor representación posible.

Aunque este cambio podría beneficiar a la población latina, no todos son optimistas, ya que a pesar de los números, la población latina enfrenta graves problemas que la ponen en desventaja en relación a otros grupos étnicos, dice Gloria Molina, presidenta de la Junta de Supervisores del condado de Los Angeles y una de las mujeres de mayor influencia política entre la comunidad hispana.

"Vamos a ser mayoría en muy poco tiempo, pero eso qué significa, si tenemos uno de los mayores índices de deserción escolar y nuestros vecindarios se encuentran infestados de delincuencia; si no resolvemos estos problemas, nuestra ventaja numérica no se va a traducir en absolutamente nada", dijo a Apro.

 

En busca del mercado

 

Las cifras del Censo arrojaron también algo que las grandes corporaciones ya sabían: que el poder de compra de los latinos seguía creciendo y que ahora constituía un mercado con un poder de compra de un billón de dólares (en inglés, un trillón de dólares). "Las compañías están haciendo hasta lo imposible para sacar una tajada de este gigantesco pastel", dice Mike Robsinon, director ejecutivo de La Verdad Marketing, de Cincinnati.

Empresas como Coca Cola, Ford, Toyota o Miller han destinado personal para que acudan a los centros donde se reúne esta comunidad.

"El secreto es cómo llegar hasta los latinos. Nadie sabe exactamente cómo hacerlo, pero lo que sí sabemos es que a ellos no se les encuentra en los elegantes centros comerciales de las zonas urbanas, sino en campos de futbol e iglesias", agregó Robinson.