Mueren dos soldados y 30 opositores en Siria

miércoles, 11 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 11 de mayo (apro).- Al menos dos oficiales del Ejército y 30 opositores perdieron la vida durante los enfrentamientos registrados este miércoles al norte de Damasco, en Siria.
    La agencia oficial SANA informó que además de los dos soldados muertos, cinco más resultaron heridos en los enfrentamientos ocurridos en la ciudad de Homs, al norte de Damasco y en la zona rural de Daraa.
    Una fuente militar citada por la agencia estatal dijo que las bajas militares se originaron cuando buscaban a “grupos terroristas” en esas ciudades en las que han sido más activas las protestas contra el gobierno de Bashar al Assad.
    En Homs, murió uno de los soldados y cuatro resultaron heridos, mientras que en Daraa murió uno y otro fue herido.
    Según la fuente militar, las fuerzas de seguridad detuvieron a decenas de hombres que tenían orden de aprehensión e incautaron gran cantidad de armas y municiones en el barrio de Bab Amro, en el oeste de Homs.
    La agencia estatal informó citando a una fuente del Ministerio del Interior que desde que iniciaron los arrestos casa por casa, dos mil 684 personas en todo el país han sido entregadas a las fuerzas de seguridad.
    Según esa fuente, las personas fueron puestas en libertad después que se les hizo prometer que no volverían a cometer delito alguno contra la seguridad de la nación y los ciudadanos.
    Hace unos días el Ministerio del Interior puso como plazo el 15 de mayo para que se entregaran todos los participantes en las marchas de protesta que, según el gobierno, son promovidos por grupos terroristas.
    De hecho, en un comunicado el  Ministerio ofreció amnistía a quienes se entreguen antes de esa fecha e informen dónde se esconden los “terroristas” y las armas.
    A pesar de las advertencias, las protestas continúan al igual que las detenciones.
    Los opositores informaron que en varias ciudades del país se registraron bajas civiles en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.
    Ammar Qurabi, dirigente Nacional por los Derechos Humanos, dijo que 13 personas murieron en Daraa, ciudad sureña cuna de los levantamientos que iniciaron el pasado 18 de marzo, y cinco personas más fueron víctimas de los enfrentamientos registrados en Homs, en el centro del país.
    Entre las víctimas hay un niño de ocho años de edad pero no se dio a conocer en cuál de los combates se registró el deceso.
    En Homs, el régimen sirio lanzó una ofensiva para aplastar las manifestaciones populares, las más numerosas en contra del gobierno en días recientes.
También en Daraa fueron desplegadas tropas del ejército donde los manifestantes tomaron las calles de algunos pueblos a pesar de la presencia de las fuerzas de seguridad.
En la localidad de Al Hara, en la provincia de Horan, al sur de Damasco, los opositores al gobierno reportaron la muerte de 12 personas por disparos de artillería.
    La organización opositora “La revolución siria contra Bashar al Assad” publicó en Facebook una lista con los nombres de los fallecidos en Al Hara, entre los que se encuentran tres mujeres.
    Otro grupo opositor, “Shams” también publicó una lista, pero ésta con 13 nombres y la mayoría coinciden con la anterior.
    Además “Shams” informó sobre intensos disparos indiscriminados de ametralladora en Al Hara, bombardeos del Ejército a cuatro viviendas de la localidad e irrupciones de las fuerzas de seguridad en varias viviendas.
    Los disparos, informó la organización, también se registraron en Yasem y Anjal, en la misma localidad.
El grupo opositor “Flash” confirmó la información a través de las redes sociales y añadió que el municipio de Tafes también fue víctima de los violentos ataques de las fuerzas gubernamentales.
En ese marco, el régimen de al Assad abrió la puerta para una nueva ley electoral que será redactada por una comisión especial, presidida por el Viceministro de Justicia, Najm Al Ahmad, informó a SANA el primer ministro Adel Safar.
Según el funcionario la comisión tendrá a su cargo “la elaboración de un nuevo proyecto de ley sobre las elecciones generales que se ajuste a los mejores criterios internacionales".
Sin dar una fecha fija para su presentación Safar dijo que la comisión empezó a trabajar y terminará sus trabajos “en las próximas semanas”.
En la comisión también participan juristas y altos funcionarios del gobierno sirio. "Nuestro objetivo es elaborar una ley electoral similar a las mejores leyes vigentes en el mundo", afirmó Al Ahmad a SANA.
    En un comunicado, la Comisión Siria de los Derechos Humanos reprodujo un llamado de los ciudadanos de Bab Amro en el que “ruegan a las organizaciones de derechos humanos que ayuden a levantar el cerco sobre el barrio, a liberar a los detenidos y a permitir que se entierre a los muertos”.
    Testimonios recogidos por el organismo denuncian que el barrio está aislado y totalmente sitiado desde el viernes pasado, además de que las comunicaciones terrestres están bloqueadas y han empezado a escasear el agua y los alimentos.
    También confirma el registro y detención de personas en el barrio y varias zonas más cercadas por las fuerzas de seguridad, entre ellas los barrios de Bab al Sabaa y de Tel al Zur, en Homs; la población de Muadamiya, en Damasco; la ciudad de Banias, y zonas de Daraa.
A la fecha unas 750 personas han muerto en todo el país, desde el inicio del levantamiento contra al Assad, según grupos defensores de derechos humanos.

Comentarios