Se entregan a la policía 3 mil sirios y luego son liberados

jueves, 12 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 12 de mayo (apro).- El gobierno de Siria desplegó hoy a las fuerzas de seguridad en el sur del país, con la finalidad de reforzar el control en otras ciudades y sofocar las protestas contra el presidente Bashar al Assad.
    A la par, más de 3 mil ciudadanos de todo el país atendieron el llamado de Al Assad, quien afirma que los opositores son “agitadores o terroristas”, para entregarse antes del 15 de mayo y ser amnistiados por el gobierno, informó la agencia estatal SANA.
Tanques del Ejército fueron desplegados este jueves en las localidades sureñas de Dael, Tafasm Jassem y al-Harra, previo al viernes, día musulmán de oraciones que los sirios han aprovechado para realizar protestas.
La agencia oficial de noticias reiteró que el Ejército persigue a “grupos terroristas armados” que son apoyados por “agitadores islamitas y extranjeros” y que son los responsables de la violencia en el país.
Según el gobierno, desde el inicio de la revuelta en el país, el pasado 18 de marzo, han muerto un centenar de soldados, incluidos los dos que fallecieron en Homs y Daraa.
Los arrestos casa por casa continuaron este jueves en la ciudad costera de Banias y en el pueblo de Baida, donde según activistas de derechos humanos, fueron detenidos decenas de residentes.
En la asediada Homs, las fuerzas de seguridad arrestaron a Naji Tayara, un veterano defensor de los derechos humanos que ha sido un abierto crítico de la incursión militar en zonas residenciales de la ciudad, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
Por otra parte, la agencia SANA informó que más de 3 mil personas que han participado en las manifestaciones y que son consideradas por el régimen como “agitadores” respaldados por grupos terroristas, atendieron el llamado del gobierno y se entregaron por voluntad propia.
La semana pasada el régimen difundió una circular en la que conmina a "quien haya sido impulsado a participar o a realizar acciones punibles por la ley, como portación de armas, atentados a la seguridad o difusión de comunicados agresivos”, a entregarse para “no ser perseguido por esos delitos".
La condición para amnistiarlos era entregar las armas y proporcionar los nombres de los “devastadores terroristas” y la ubicación de los depósitos de armamento.
Para acceder a ese beneficio, las personas debían entregar "las armas" y dar los nombres de "devastadores y terroristas", así como revelar el lugar de depósito de armas.
No se informó si todos los que se entregaron proporcionaron información de ese tipo, únicamente se dio a conocer que fueron liberados.
Sin embargo, la televisión estatal siria informó que el Ejército neutralizó un plan de jeques salafitas que supuestamente pretendían crear un emirato islámico en Banias, puerto ubicado al noreste de Damasco.
En un operativo realizado por el Ejército, informó la emisora, fue capturado Safi Yassin, considerado por el gobierno como jefe de un grupo armado “terrorista”.
Por último, los militares también incautaron armas y municiones durante la operación, consignó SANA.

Comentarios