Haití: Martelly, un presidente carnavalesco que conecta con el pueblo

viernes, 13 de mayo de 2011

MÉXICO, 14 de mayo (apro).- “La gente no tiene una esperanza política con Michel Martelly, pero sí en su música. Él habla el idioma del pueblo”, dice Nadège Joachim, vicealcaldesa de Puerto Príncipe, en referencia al popular cantante de kompa que este sábado relevará a René Preval en la presidencia de Haití.

          “La población nunca ha sido atendida. Los haitianos se identificaron en el nivel cultural a través de Michel Martelly, quien es cantante y supo cohesionar a la población a través de su música. A la gente le gustaron sus palabras y sus gestos un poco crudos y vulgares a veces”, afirma Joachim en entrevista con Apro.

La funcionaria reconoce a Martelly como un político novato. “No tiene un programa político como tal, sin embargo es un buen interlocutor del pueblo con el poder”, comenta.

Respecto de los vínculos de Martelly con el exdictador Jean Claude Duvalier –quien gobernó Haití de 1971 a 1986 y a quien organizaciones de derechos humanos acusan de delitos de lesa humanidad--, Joachim apunta:

“Martelly en sus discursos dice que no tiene clan y que está dispuesto a la reconciliación. En cuanto a su equipo, no está constituido oficialmente. Tiene amigos, gente que lo acompañó durante esa época tenebrosa. Habrá que ver la orientación política que dará también.”

A pesar de las acusaciones contra Martelly y su filiación duvalierista, la vicealcaldesa afirma que la mayoría de los haitianos que votaron por Martelly son lavalassiens, partidarios de Aristide. “Martelly no viene de ningún clan hasta ahora. Hay de todo en su partido: gente cercana (a los ex presidentes) Preval, (Jean Bertrand) Aristide, Duvalier. Es políticamente transversal.”

—¿Martelly formaba parte de los tonton macoute (organización paramilitar al servicio de Duvalier y responsable de miles de muertes, desapariciones y torturas)?

--No sé cuáles son sus vínculos, pero es un haitiano. Sufrió con los problemas políticos también. En un momento u otro seguramente simpatizó o trabajó con algún partido. No pienso que influirá sobre su política. Si Martelly logra la reconciliación —cosa que no logró Aristide— será bueno para el país.

—¿Debe darle amnistía el nuevo presidente a la familia Duvalier?

--El odio nunca nos llevó a nada. Haití también tiene mucho que reprochar a otras naciones que hicieron sufrir al país. Si hoy podemos perdonar a otras naciones, a la esclavitud y el colonialismo, no veo por qué no podríamos perdonar a los haitianos. Estoy de acuerdo en la amnistía, pero también que se haga justicia.

Acreditado con 67% de los votos en la segunda vuelta, Martelly manifestó su deseo de reconstituir a las Fuerzas Armadas, disueltas en 1995 por el presidente Jean-Bertrand Aristide, debido a su fama por organizar golpes de Estado y cometer violaciones masivas a los derechos humanos.

Actualmente la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Estabilización de Haití (Minustah) cuenta con unos 12 mil uniformados. La Misión fue establecida el 1 de junio de 2004 por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

—¿Qué opina de la reconstitución de las Fuerzas Armadas de Haití?

--Pienso que es una buena cosa. Hoy tenemos a la Minustah, y se gasta mucho dinero para ayudarnos, aunque teníamos nuestro ejército. La Minustah nos cuesta mucho más dinero que tener nuestro ejército. Somos un país libre desde 1804 y a ningún haitiano le gusta tener una fuerza extranjera en su territorio. Nos obligaron y lo aceptamos. Si Martelly puede dar una Fuerza Armada digna, es una buena cosa.

Comentarios