Amnistía pide al gobierno sirio investigar fosa común

martes, 17 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 17 de mayo (apro).- Amnistía Internacional (AI) solicitó al gobierno de Siria investigar de manera imparcial el hallazgo de una fosa común, con un número indeterminado de cadáveres en la ciudad de Daraa.
Y advirtió que "cualquiera que sea hallado responsable por esas matanzas ilegales, de haber cometido tortura y otras violaciones de los derechos humanos debe ser juzgado en procesos judiciales justos".
Además, sugirió que las autoridades sirias inviten a expertos de las Naciones Unidas (ONU) para que lleven a cabo investigaciones sobre los cientos de muertes y “otras graves violaciones de los derechos humanos” que se han registrado en las últimas semanas.
    Un grupo de opositores denunció el lunes pasado el descubrimiento de una fosa clandestina a la que no podían acceder, debido a que las fuerzas de seguridad mantienen cercada la zona.
    En un comunicado, el organismo internacional refirió que las denuncias formuladas por residentes de Daraa, cuna de las protestas contra el presidente Bashar al-Assad, refieren que en la fosa clandestina pudieron ver al menos cinco cadáveres, de los que la mayoría pertenecían a una misma familia.
    Amnistía pidió a las autoridades sirias que informen sobre las circunstancias en las que se produjeron las muertes y cuál es el total de víctimas inhumadas en la fosa clandestina ya que, según algunos medios, hay al menos dos docenas de cadáveres ahí.
    "Si es cierto, esas informaciones que hablan de múltiples cadáveres enterrados en una fosa común muestran un espeluznante desprecio por la humanidad", fustigó Malcolm Smart, director del programa de AI para Oriente Medio y África del Norte.
    Smart insistió en que las autoridades sirias deben abrir “de forma inmediata investigaciones prontas e imparciales” para esclarecer las informaciones sobre la fosa y otras matanzas relacionadas con las protestas de la oposición en demanda de reformas democráticas.
    El organismo tiene una cifra de 622 muertos por las protestas, pero otros grupos, como el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, sostuvo que desde el inicio de las protestas, a mediados de marzo, van 734 muertos civiles y 123 militares y policías.

Gobierno niega existencia de fosa

El gobierno de Bashar al- Assad negó la existencia de la fosa común en Daraa, revelada por residentes de esa ciudad, e insistió en que las protestas realizadas en el país son orquestadas por “grupos terroristas armados”.
    “Esta información no corresponde con la realidad, es falsa y forma parte de la campaña de difamación que se lleva a cabo contra Siria para socavar la estabilidad y la seguridad en el país”, señaló el Ministerio del Interior en un comunicado difundido por la agencia de noticias SANA.

Convoca oposición a huelga general

Por otra parte, el grupo opositor la Revolución Siria contra Bashar al Assad, convocó a través de las redes sociales a una huelga general para este miércoles en todo el país, en un intento más por arreciar las protestas contra el gobierno.
    Este grupo ha sido uno de los más activos desde el inicio del levantamiento y en esta ocasión conminó a la ciudadanía a manifestarse igual que lo han hecho los viernes al salir de las oraciones del medio día. También instaron a la gente a cerrar escuelas, universidades, tiendas, restaurantes y a los choferes de taxis a que no circulen mañana.     
    Las redes sociales se han convertido prácticamente en el único instrumento de comunicación entre la gente por lo que el grupo opositor pidió a los internautas que divulguen la convocatoria y distribuyan folletos en diversos sitios.
    A través del Facebook, los insurgentes informaron que se realizaron manifestaciones en Deir al Zor, en el este del país y en la ciudad céntrica de Homs, donde se informó de la muerte de un ciudadano en la localidad de Kanaker por disparos del Ejército.
    Otro grupo opositor, Flash, indicó que las fuerzas de seguridad  se desplegaron en la entrada principal de Madaya, localidad ubicada al oeste de Damasco y cerca de Al Zabadani, donde también se han realizado protestas contra el régimen.
    Del lado del régimen, la agencia estatal SANA informó que ocho miembros de las fuerzas de seguridad murieron y cinco más resultaron heridas durante los enfrentamientos que se llevaron a cabo en la región de Tel Kalah, cerca de la frontera norte de Líbano y en los alrededores de Daraa, en el sur del país.