Insta la ONU a sus agremiados a reunir 407 MDD para Libia

miércoles, 18 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- La Organización de las Naciones Unidas urgió a los países miembros a reunir lo antes posible los 407 millones de dólares que se requieren para la ayuda humanitaria en Libia, que vive un conflicto armado desde febrero pasado. El organismo también solicitó a sus agremiados asistir en la medida de sus posibilidades a los desplazados. "En esta petición de urgencia realmente incluimos la prioridad de la prioridad, es decir, intervenciones para salvar vidas y prestar ayuda en zonas de guerra", explicó en rueda de prensa el coordinador humanitario de Naciones Unidas en Libia, Panos Moumtzis. Unas 800 mil personas han huido del país desde el inicio del conflicto, la mayoría son extranjeros –egipcios, tunecinos e inmigrantes africanos—y unos 300 mil son libios. Según Moumtzis, la operación de evacuación en Libia ya es considerara como la más grande, rápida y efectiva que se haya realizado hasta ahora, pero también ha resultado muy costosa. Destacó que lo más urgente para la ONU es llegar a la zona occidental de Libia, donde reside el 80% de la población y apenas ha podido llegar la ayuda. Las zonas más beneficiadas con la asistencia son las controladas por los rebeldes, principalmente Bengasi y de forma más limitada Mirsrata, por los frecuentes enfrentamientos entre ambos bandos. Este fin de semana, Moumtzis se reunirá con autoridades del gobierno de Trípoli para abordar las próximas acciones humanitarias de la ONU y negociará las condiciones de seguridad  para hacer llegar la ayuda humanitaria a Trípoli y la región de las montañas en el oeste del país. Las negociaciones para hacer llegar el apoyo incluyen el cese temporal al fuego de ambas partes, que podría ser de 24 horas o más para que las organizaciones humanitarias puedan llegar a las víctimas del conflicto de forma segura y entregar la asistencia, explicó Moumtzis. Libera gobierno a cuatro periodistas Por otra parte, los cuatro periodistas que fueron detenidos por el régimen de Gadafi el pasado 5 de abril cerca de la ciudad de Brega ya fueron liberados y serán devueltos a su país de origen. Distintos medios españoles informaron de la liberación del fotógrafo español Manuel Varela, conocido como Manu Brabo, así como los periodistas estadounidenses Clare Gillis y James Foley, y un cuarto informador sudafricano, cuya identidad se desconoce. Los cuatro ingresaron de forma ilegal a Libia para cubrir el conflicto y fueron detenidos en una carretera entre Brega y Ajdabiya luego de un enfrentamiento entre fuerzas del régimen y rebeldes. Fueron juzgados y sentenciados a un año de prisión pero fueron puestos en libertad hoy  porque el delito que cometieron es menor y no son reincidentes. Además tendrán que pagar una multa de 100 euros (unos 140 dólares). Tras su liberación, los periodistas fueron llevados al hotel Rixos en Trípoli donde se hospeda la prensa internacional. Ahí ya eran esperados por representantes diplomáticos de sus respectivas embajadas. Rebeldes quieren participar en reunión de la OPEP Mahmud Shaman, portavoz del bando rebelde, anunció que el Consejo Nacional de Transición (CNT)  buscará que se le reconozca como representante de Libia ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el próximo 8 de junio en Viena. Queremos participar en la reunión (...) pero aún no sabemos si la OPEP nos va a invitar",  dijo Shamam. Antes del conflicto en el país africano, Libia exportaba 1.49 millones de barriles de petróleo diarios, el 85% de los cuales era enviado a Europa. Hace unos días, Chukri Ghanem, ministro del Petróleo del régimen, abandonó su cargo y viajó a Túnez, según fuentes del gobierno transitorio de ese país pero a la fecha no ha confirmado su dimisión y el CNT espera que se una a la oposición dijo Shaman.

Comentarios