Lanza la OTAN ofensiva sobre Trípoli

martes, 24 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 24 de mayo (apro).- En un intento más por terminar con el conflicto en Libia, que inició el 15 de febrero pasado con la protesta de 2 mil manifestantes en Bengasi, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lanzó este martes el ataque más fuerte registrado hasta hoy sobre la capital, Trípoli, con un saldo de al menos tres personas muertas.
    La mayoría de los ataques sucedieron en una extensa zona alrededor del cuartel militar Bab al-Aziziya, localizado en el centro de Trípoli.
Una veintena de bombardeos golpearon la ciudad de forma consecutiva, con intervalos de media hora, lo que desencadenó una serie de explosiones y provocó extensas columnas de humo.
    El portavoz de del gobierno libio, Musa Ibrahim, afirmó que al menos tres personas murieron y decenas de personas resultaron heridas tras los ataques de la OTAN.
Los bombardeos, dijo, golpearon construcciones que utilizan unidades de voluntarios del ejército libio.
    En tanto, la Alianza Atlántica afirmó –a través de un comunicado– que las armas de precisión impactaron un almacén de vehículos junto al complejo de Bab al-Aziziya, que había sido utilizado para proporcionar armas a las milicias del régimen de Muamar el Gadafi, "que realizan ataques en contra de civiles".
    De acuerdo con información difundida por AP, en el hospital central de Trípoli, reporteros realizaron una visita con una escolta del gobierno, donde vieron los cuerpos destrozados de tres hombres de aproximadamente 20 años de edad. Estaban en camillas, con la ropa desgarrada y el rostro casi desfigurado.
    Una enfermera de nombre Ahmad Shara dijo a los periodistas que los hombres estaban afuera de sus casas cuando los mataron, aparentemente con disparos de metralla.
    Al menos 10 personas más, entre hombres y mujeres, estaban postradas en camillas, también con heridas leves.
    Fatalá Salem, de 45 años, tuvo que llevar a su madre de 75 años de edad, luego de que sufrió una conmoción por los bombardeos. “Pensamos que era el día del juicio”, dijo el hombre, quien narró cómo tembló su casa, su madre se desvaneció y el menor de sus siete hijos gritó horrorizado por las explosiones.
    El intenso ataque de la OTAN tiene lugar en momentos en que algunos países aliados, como Francia, han solicitado poner un plazo para la intervención en Libia. El Congreso italiano también ha pedido al primer ministro Silvio Berlusconi, que ponga una fecha límite para la participación de Italia en el conflicto.
    La presión, y el hecho de que Gadafi haya resistido ya más de tres meses los ataques de las fuerzas aliadas, han obligado a que cada vez más países acepten al Consejo Nacional de Transición (CNT) que abandera a la oposición en Libia.
    Jordania se sumó este martes a los países que aceptan al CNT como un interlocutor válido. El ministro de Asuntos Exteriores jordano, Nasser Judé, afirmó que su país considera que el CNT libio es un interlocutor y representante legítimo del pueblo libio y de sus aspiraciones.
Por ello, anunció que su gobierno abrirá una oficina que lo represente en la ciudad de Bengasi, bastión de la oposición en el este de Libia.
En su visita a Bengasi, Jaffrey Feltman, el diplomático estadunidense de más alto nivel para Medio Oriente, dijo a los rebeldes que el presidente Barack Obama les ha propuesto abrir una oficina en Washington, aunque no hubo un reconocimiento expreso al CNT.
Feltman afirmó a los rebeldes que espera que el Congreso de Estados Unidos vote a favor de usar los activos congelados del régimen que ese país tiene en su poder para proporcionar ayuda humanitaria en Libia.

Comentarios