Pide Gadafi alto al fuego; busca negociar

jueves, 26 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder libio, Muamar El Gadafi recurrió nuevamente a los canales diplomáticos para buscar una salida negociada al conflicto que tiene sumido a Libia, en una crisis humanitaria desde el pasado 15 de febrero. Esta vez, el primer ministro libio, Baghdadi al Mahmudi, envió un mensaje al gobierno español, y otros países europeos, con una propuesta para llegar a un alto al fuego. El diario británico The Independent publicó que en la misiva el primer ministro libio afirma que “la Libia del futuro se presenta radicalmente diferente de la que era hace tres meses”. Destaca también la necesidad de poner fin a los combates, iniciar las conversaciones, acordar una nueva Constitución y “crear un sistema de gobierno que refleje la realidad de nuestra sociedad y que sea conforme con las exigencias de un gobierno actual”. No detalla si todas esas acciones serían encabezadas por Gadafi, situación a la que los rebeldes y los Estados miembros de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), se oponen. Sin embargo, afirmó que "el líder Muamar Gadafi es el líder del pueblo libio. Él decide lo que piensa el pueblo libio. Él está en el corazón del pueblo libio. Si se va, también lo hará el pueblo libio". En la misiva, Mahmudi, señala también que se debe garantizar “inmediatamente” la llegada de la ayuda humanitaria para todos los libios, los que permanecen en el país y los que han huido de él debido al conflicto. “El ciclo de violencia debe ser reemplazado por un ciclo de reconciliación”, señala el mensaje para los líderes aliados. De visita en Deauville, Francia, el presidente estadunidense Barack Obama, quien participa en la Cumbre del G-8, rechazó la propuesta del gobierno libio, misma que calificó de “poco creíble”. El consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, añadió en rueda de prensa que Estados Unidos ha dicho repetidamente que “las propuestas del régimen de Muamar El Gadafi no son creíbles a menos que comiencen a respaldarlas con hechos". Ya en una ocasión, el pasado 6 de abril, Gadafi envió una misiva específicamente a Obama, en la que le solicita suspender la operación lanzada por la OTAN, que mantiene “una guerra injusta contra un pequeño pueblo de un país en desarrollo”, pero también fue rechazada. "Proponen todo tipo de cosas pero seguimos viendo cómo sus fuerzas atacan a la población y vemos a las tropas fuera de sus cuarteles, así que una propuesta por sí misma no sirve", afirmó Rhodes ante la nueva petición del gobierno libio. El funcionario estadunidense advirtió que mientras el régimen de Gadafi continúe los ataques a la población, "seguiremos nuestros esfuerzos con nuestros aliados en la coalición". Como en las ocasiones que Gadafi ha ofrecido treguas, este jueves las milicias gubernamentales realizaron intensos bombardeos contra la asediada ciudad de Misrata. Periodistas situados en la ciudad, ubicada a unos 200 kilómetros al este de Trípoli, informaron que podían escuchar cómo caían los morteros de forma constante en la zona occidental de Misrata y el movimiento continuo de ambulancias hacia y desde el lugar de los ataques. "El bombardeo empezó alrededor de las siete de la mañana (hora local). El fuego de mortero de hoy es bastante feroz y sostenido. Los morteros están cayendo más cerca de la línea del frente que en los últimos días", comentó Abdellatif Sueihy, un combatiente rebelde de 56 años, a la agencia a Reuters. Según testigos de la oposición, éste fue el ataque más intenso en varios días y los ataques con morteros dejaron un saldo de al menos tres insurgentes muertos. Sin embargo, no hubo un claro avance de un bando u otro, situación que prevalece desde hace ya más de tres meses. Un combatiente rebelde, Sulem Al Faqih, comentó que los combates iniciaron cuando los rebeldes atacaron a las fuerzas gadafistas que cavaban una trinchera con una excavadora. "Les disparamos y avanzamos. Ellos retrocedieron y empezaron a disparar morteros", dijo. En tanto, la organización no gubernamental Global Witness reveló hoy que el régimen de Gadafi invirtió mil 270 millones en fondos del banco francés Société Générale que, junto con el británico HSBC y el estadunidense Goldman Sachs, está entre los favoritos del líder libio. Sin embargo, esos fondos actualmente están congelados en represalia por la sangrienta represión armada del régimen libio contra el levantamiento opositor. Por su parte, los bancos afectados han rehusado hacer cualquier comentario. La ONG Global Witness también cita a la Corte Penal Internacional (CPI), instancia que ha subrayado que “Gadafi no hace distinción entre sus activos personales y los recursos del país”.

Comentarios