Reprimen a opositores en Siria; hay ocho muertos

viernes, 27 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos ocho personas murieron este viernes en Siria, durante las manifestaciones del viernes de oraciones contra el régimen del presidente Bashar al-Assad. Como cada fin de semana y desde que dieron inicio las protestas contra el régimen, a mediados de marzo, centenares de personas salieron a las calles luego de las acostumbradas oraciones, en una jornada que denominaron “Viernes de los defensores de la patria”. Así, se registraron protestas en distintas ciudades del país, incluida la capital Damasco, aunque en menor proporción. Representantes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informaron a la agencia AFP que al menos ocho civiles fallecieron debido a la represión de las manifestaciones. En la localidad de Qatana, un suburbio de Damasco, tres personas murieron cuando las fuerzas de seguridad se desplegaron para dispersar a los manifestantes, dijo el director del organismo Rami Abdel Rahman. Un manifestante más perdió la vida en el suburbio de Zabadani. Antes, durante la madrugada, se informó que tres civiles fallecieron en la localidad sureña de Dael y otro más en Latakia. También se registraron protestas en distintos barrios de Damasco, así como en las provincias y localidades de Altal, Homs, Alqureyah, Banias y Aleppo, según informaciones difundidas en Internet por grupos de la oposición. Una de las mayores concentraciones se produjo en Rastan, 20 kilómetros al norte de Homs, donde unos 30 mil manifestantes exigieron la renuncia de Al-Assad, según dijo a la AFP un participante de la marcha. Testigos de la oposición afirmaron que en las primeras horas de las protestas ya había decenas de heridos y detenidos. Los inconformes intentaron este viernes convencer a los soldados a unirse a ellos, pero no se informó si la invitación tuvo éxito. Por su parte, la televisión estatal informó que nueve “mártires” entre policías y civiles, fallecieron en las protestas de este día. Este viernes 27, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, secundó la petición de su homólogo estadunidense Barack Obama, en el sentido de que Al-Assad encabece la transición en su país o se quite de en medio. "Tuvo razón en decirlo", declaró Sarkozy en rueda de prensa, al término de la reunión del Grupo de los 8 (G-8) más industrializados. Desde el inicio de la revuelta en Siria, según datos de organismos de derechos humanos, más de mil personas han muerto y 10 mil más han sido detenidas o se encuentran en calidad de desaparecidas.

Comentarios