Bin Laden estaba desarmado al momento del ataque revela EU

martes, 3 de mayo de 2011

WASHINGTON, 3 de mayo (apro).- La Casa Blanca reveló este martes que Osama Bin Laden, se encontraba desarmado al momento de ser asesinato por un Comando Especial de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, en una casa de seguridad ubicada en
Abbottabad, Pakistán.
    “Estaba desarmado”, dijo Jay Carney, el portavoz del presidente Barack Obama, al hacer algunas correcciones a los detalles del recuento del operativo realizado por le Pentágono.
    Carney indicó que, por razones de seguridad, no podía explicar por qué si Bin Laden estaba desarmado al momento del ataque del comando de los Navy Seals, y no fue arrestado en lugar de ser asesinado.
    “Se están revisando y analizando las circunstancias” del operativo, afirmó Carney, quien también aclaró que en la habitación de la casa de seguridad, en la segunda o tercera planta, donde los soldados estadunidenses encontraron a Bin Laden, con él estaba una de sus esposas.
    “Ella intentó empujar a uno de los soldados y recibió un disparo en la pierna, pero no murió”, acotó Carney.
    El lunes, John Brennan, asesor de Asuntos de Seguridad Interior del presidente Obama, dijo en conferencia de prensa que la esposa de Bin Laden fue usada por éste como “escudo” y que había perecido en el ataque.
    Respecto a las fotografías que se tomaron al cadáver de Bin-Laden, el portavoz presidencial indicó que “se está haciendo una evaluación” minuciosa sobre si se debe divulgar o no.
    “No queremos afectar las aspectos de sensibilidad involucrados”, añadió Carney, quien calificó de “grotescas” las imágenes de las fotografías, aun cuando él mismo no quiso aclarar si ya las había visto, o quiénes, el gobierno de Obama, las habían revisado.
    Otro de los aspectos que intentó asentar la Casa Blanca sobre los detalles del operativo militar que acabó con la vida de Bin Laden, el fundador de la organización Al-Qaeda, fue que junto con el terrorista saudita, fue eliminado uno de sus hijos, los dos mensajeros que vivían en el primer piso de la casa de seguridad, y una mujer que perdió la vida “en el fuego cruzado”.
    El portavoz presidencial dijo también que Estados Unidos no pediría disculpas por violar la soberanía de Pakistán al lanzar el operativo en Abbottabad, a menos de 60 kilómetros de la capital del país sin la autorización del gobierno paquistaní.
    “No hay disculpas, Bin Laden era el enemigo número uno de  Estados Unidos”, subrayó Carney.