Decide Obama no divulgar foto del cadáver de Bin-Laden

miércoles, 4 de mayo de 2011

WASHINGTON, 4 de mayo (apro).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decidió no divulgar la foto del cadáver de Osama Bin-Laden porque considera que la “imagen grotesca” del terrorista saudita podría aumentar los riesgos a la seguridad nacional, informó la Casa Blanca.
    En una entrevista con el programa de televisión 60 Minutos, de la cadena CBS, que será transmitida el próximo domingo, el mandatario estadunidense, además de decir que no divulgarán la foto, precisa: “No hay duda de que matamos a Osama Bin-Laden”.
    En los fragmentos de la entrevista con 60 Minutos que dio a conocer la cadena de televisión CBS, Obama indica que por encima de las dudas que se tengan sobre si Bin-Laden fue asesinado o no, durante el operativo que llevaron a cabo las fuerzas especiales de Estados Unidos en Abbottabad, Pakistán, la foto del cadáver del líder de la agrupación terrorista Al-Qaeda, no se dará a conocer por “razones de seguridad nacional”.
    “No está en nuestros intereses de seguridad nacional el permitir que esas imágenes se conviertan en un icono de opinión en contra de Estados Unidos”, agregó, por su parte, Jay Carney el portavoz del presidente Obama.
    Aun cuando Leon Panetta, el director de la CIA, señaló ayer que habría posibilidad de que en algún momento se diera a conocer la foto con la imagen de Bin-Laden, quien, según Carney, recibió un disparo en el cuello.
    “No hay necesidad de liberar esas fotografías para establecer la identidad de Osama Bin-Laden, y el presidente (Obama) no observó ninguna razón convincente para dar a conocer la fotografía, tomando en cuenta el riesgo potencial de seguridad nacional”, puntualizó el portavoz presidencial.
    La Casa Blanca agregó que Obama considera que la liberación de la foto podría tener implicaciones en el mundo musulmán, debido a que ellos el rito de los muertos es un asunto casi sagrado. De ahí que las tropas estadunidenses, menos de 24 horas después del asesinato de Bin-Laden, lavaran el cuerpo de este saudita, lo envolvieran en una sábana blanca, le rezaran fragmentos del Corán y después tiraran el cuerpo al mar.