Pide OTAN financiar a los rebeldes en Libia

miércoles, 4 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 4 de mayo (apro).- El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, se pronunció a favor de financiar a los rebeldes en Libia para aumentar la presión sobre Muamar Gadafi.
    De acuerdo con la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el objetivo de la Alianza es proteger a la población libia del asedio de Gadafi, y Rasmussen consideró que hacer dimitir al dictador sería una forma de proteger a los libios.
    "Creo que sería protección para los civiles en Libia si Gadafi fuera forzado a dimitir", dijo en rueda de prensa, luego de lo cual agregó que "es difícil imaginar” que la amenaza sobre la población desaparezca mientras el coronel continúe en el poder.
    El líder del organismo internacional apoyó la petición lanzada el martes pasado por el Consejo Nacional de Transición (CNT) y abogó por acumular “toda la presión internacional” para obligar a Gadafi a dejar el poder y permitir una transición pacífica a la democracia en Libia.
    Rasmussen, quien estará presente en la reunión del Grupo de Contacto el próximo jueves 5, dijo que la OTAN tiene intención de seguir con sus acciones militares hasta cumplir con los tres objetivos fijados: el fin de todos los ataques y amenazas contra civiles, la retirada de todas las fuerzas de combate y el acceso a toda la población de la ayuda humanitaria.
    Asimismo, afirmó que la misión avanza y ha logrado debilitar la estructura militar de Gadafi. "Cada semana, cada día, logramos nuevos progresos, destruimos objetivos importantes", subrayó.
    También dejó en claro que no habrá una solución puramente militar al conflicto, que está por cumplir tres meses, por lo que llamó a seguir trabajando en las vías política y diplomática.
    En tanto, la Cámara Baja italiana aprobó una declaración de la mayoría conservadora para exigir un plazo máximo para poner fin a las intervenciones militares sobre Libia.
    El texto fue presentado por el Pueblo de la Libertad (PDL), partido al que pertenece el primer ministro Silvio Berlusconi, y por sus aliados de la Liga Norte (LN), mismo que compromete al gobierno “de acuerdo con las organizaciones internacionales y los países aliados a fijar un término temporal seguro”.
    Dicho término se comunicará al Parlamento, y en el plazo fijado deberán concluir las acciones selectivas contra objetivos seleccionados sobre territorio libio.
    El ministro de Asuntos Exteriores, Franco Fratinni, respondió a los legisladores que  "no me es hoy posible decir en este pleno cuál será la fecha de la misión militar italiana en Libia, porque obviamente faltaría al compromiso que las mismas mociones me piden".
    Además, dijo, la fecha exacta límite para que terminen las acciones militares será el resultado de un análisis con las organizaciones internacionales, por lo tanto, en primer lugar con la OTAN y los aliados".
    Fratinni afirmó que el objetivo político de su gobierno es que cesen las acciones militares aliadas lo antes posible, que se encuentren soluciones para una reconciliación nacional en Libia y se escuchen las sugerencias de los libios.
    "Confirmamos nuestro sí a la aplicación de la resolución de la ONU, cuyo objetivo es llegar a la pacificación, mientras la acción militar es sólo el medio", justificó.
Y añadió: "Se han escuchado las palabras del CNT, que nos ha confiado sus mujeres y niños que están bajo los tiros de los mercenarios del régimen. No podíamos mirar hacia otro lado. La acción de la OTAN ha evitado una carnicería y Misrata y Bengasi habrían quedado reducidas a escombros si no se hubiera detenido a tiempo a la aviación del régimen".
La moción parlamentaria fue propuesta por la Liga del Norte, luego de que Berlusconi anunció, el pasado 25 de abril, la adhesión de Italia a los bombardeos aliados. No obstante, esa decisión no fue vista con buenos ojos por sus socios en el gobierno, quienes advirtieron que podría acarrear la caída del ejecutivo.

Continúan los ataques

En Zintan y Misrata continuaron los ataques de las milicias gadafistas  contra los rebeldes quienes afirmaron que más de 40 cohetes Grad impactaron en Zintan a última hora del martes.
Y en Misrata la entrega de ayuda humanitaria al puerto se vio interrumpida debido al fuego de artillería de las fuerzas armadas libias.
Portavoces rebeldes informaron que los ataques los enfrentamientos habían estallado de nuevo en los suburbios del este de Misrata pero que los ataques aéreos de aviones de la Alianza Atlántica parecían haber ganado el puerto.
Los ataques de la OTAN provocaron una pausa en la ofensiva de las fuerzas de Gadafi, lo que permitió que un barco aliado pudiera atracar en el puerto de Misrata y rescatar a mil trabajadores migrantes africanos y asiáticos, así como a los heridos en los combates en Misrata.
En Trípoli se escucharon dos fuertes explosiones pero no se explicó la causa de las mismas. Desde el bombardeo del sábado en la capital del país, en el que murió el hijo menor del coronel, Saif al Arab, el líder libio, en el poder desde hace 42 años, no ha hecho apariciones públicas.

Comentarios