Protestan griegos ante un país al borde de la quiebra

sábado, 18 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de griegos marcharon hoy hasta el Parlamento en Atenas, en un despliegue de la ira pública después de que el primer ministro George Papandreou renovara su gabinete y prometiera seguir adelante con las medidas para recortar gastos. En una iniciativa para reducir el disentimiento en su Partido Socialista, Papandreou removió ayer al ministro de Finanzas George Papaconstantinou, autor de un nuevo programa de austeridad de cinco años que desató protestas durante semanas. El cambio coincidió con la promesa de Francia y Alemania de continuar financiando a Atenas, una decisión que podría dar a Grecia y a sus aliados de la zona euro más tiempo para evitar una caótica cesación de pagos, incluso aunque existan dudas sobre su solvencia a largo plazo. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) impusieron las reformas como condición para un nuevo rescate financiero estimado en 170 mil millones de dólares, el cual deberá ser financiado por Grecia a partir del 2014. Alrededor de 5 mil manifestantes del grupo comunista PAME marcharon hacia la Plaza Syntagma de Atenas -donde se produjeron actos de violencia esta semana- y cantaron frases como “Las medidas de austeridad nos están matando”. Cambio de gabinete podría debilitar reformas Papandreou pareció haber frenado una revuelta en su partido al incluir a algunos de los detractores más duros contra el paquete de austeridad, pero eso también podría debilitar las reformas. Evangelos Venizelos, el mayor rival de Papandreou en el Partido Socialista, fue nombrado ministro de Finanzas. Dijo que viajaría a Bruselas mañana para pedirle a los prestamistas que permitan algunas “mejoras (...) para la justicia social” en el paquete de reformas. Mañana también se espera que los ministros de Finanzas de la zona euro acuerden la liberación de un tramo por 12 mil millones de euros de un crédito de rescate que Grecia requiere para pagar bonos que vencen en julio y agosto y evitar la quiebra.

Comentarios