Desaparecen 200 personas en naufragio; intentaban huir de Libia

jueves, 2 de junio de 2011

MÉXICO, D.F., 2 de junio (apro).- Alrededor de 200 personas que intentaban de huir de Libia desaparecieron, cuando la embarcación en la que se trasladaban encalló en un banco de arena, a 36 kilómetros frente a las islas tunecinas de Kerkennah, en Túnez.

Al menos dos personas murieron y 570 más fueron rescatadas durante la tarde y noche de ayer por guardacostas y elementos del Ejército tunecino, según la agencia estatal TAP.

Los tripulantes, alrededor de 800, trataban de llegar a la isla italiana de Lampedusa, a donde se han dirigido centenares de refugiados debido al conflicto iniciado a mediados de febrero, pero el navío se hundió cuando los tripulantes trataban de subir a bordo de lanchas de salvamento enviadas por autoridades de Túnez.

Entre empujones, en medio de condiciones meteorológicas adversas y con pocos medios para el rescate, sólo 570 personas pudieron ser rescatadas. De éstas, alrededor de 200 fueron llevadas al campamento de refugiados de Shucha, a ocho kilómetros de la frontera entre Túnez y Libia.

Según la agencia TAP, se tenía previsto que otros 385 fueran trasladados este jueves al puerto comercial de Sfax, para luego ser enviados al citado campamento.

De los rescatados, siete personas resultaron heridas, entre ellas dos mujeres embarazadas. Todos fueron trasladados al hospital universitario Habib Bourguiba, en Sfax. Los dos muerton fueron llevados al servicio de medicina forense.

Los ataques de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), que ayer anunció la ampliación de la misión por tres meses más, continuaron este jueves con el lanzamiento de al menos 12 bombas contra blancos militares del régimen en Trípoli.

Durante las incursiones, los aviones aliados destruyeron vehículos militares, depósitos de municiones, un lanzador de misiles tierra-aire y un radar de control.

No hubo un reporte de víctimas fatales, pero las sirenas de las ambulancias se oían por toda la ciudad tras las explosiones.

Varios estallidos se sucedieron por espacio de una hora cuando los aviones de la OTAN sobrevolaban la capital libia, según la cadena árabe Al Arabiya.

La Alianza Atlántica intensificó sus ataques, luego de que se anunció la ampliación de la misión de las fuerzas aliadas que, según el portavoz libio Mussa Ibrahim, ha dejado 718 civiles muertos y cuatro mil 67 heridos desde el inicio de su intervención, el 19 de marzo pasado.

En tanto, el Consejo Nacional de Transición (CNT) informó que se registró una explosión con carro bomba a las afueras del hotel Tibesti en Bengasi, supuestamente perpetrada por las fuerzas leales a Gadafi en un “intento desesperado” para sembrar pánico.

Los rebeldes arrestaron a tres personas sospechosas de estar implicadas en el atentado al hotel, donde se hospedan diplomáticos, periodistas extranjeros y funcionarios del CNT.

Ya han trascurrido casi cuatro meses desde el inicio de la insurgencia en Libia, sin que hasta ahora los rebeldes hubieran conseguido avanzar hacia Trípoli, donde Gadafi está afianzado.

El coronel, que lleva 42 años en el poder, ha sufrido varios descalabros que hacen pensar a los rebeldes y a la OTAN que pronto sucumbirá. El más reciente fue el del exministro del Petróleo, Shukri Ghanem, quien anunció en Roma su adhesión al bando rebelde el miércoles pasado.

Ante esta última baja, el régimen anunció este jueves que enviará a un representante a la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se celebrará el próximo miércoles 8 de junio.

Comentarios