Reelige asamblea de la ONU a Ban Ki-Moon

martes, 21 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Ban Ki-moon fue ratificado hoy por unanimidad como secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para un nuevo periodo de cinco años. Su ratificación fue propuesta desde la semana pasada por los 15 miembros del Consejo de Seguridad que emitieron una recomendación para su reelección y no hubo otro candidato que le disputara el cargo. “Como secretario general, Ban fortaleció el papel y la visibilidad de la ONU en el mundo, al adoptar medidas e iniciativas a favor de los derechos humanos, el estado de derecho y los otros valores promovidas por la ONU”, dijo el presidente de la Asamblea General, Joseph Deiss, al anunciar la reelección de Ki-moon. El líder del organismo mundial, dijo que recibió con gratitud y humildad el apoyo unánime brindado por la Asamblea General y se comprometió a profundizar en los temas iniciados en su mandato. Durante su primer periodo al frente de la ONU, Ki-moon elevó al máximo la prioridad del cambio climático en la agenda global; respondió ante las emergencias de crisis humanitarias de Myanmar, Haití y Pakistán, al tiempo que intercedió para proteger a la población civil y fomentar procesos de paz en Sudán, Somailia, República Democrática del Congo y Costa de Marfil. Destaca su labor en la llamada “Primavera árabe”, una serie de alzamientos populares en los países árabes principalmente del norte de África calificados como revolución por la comunidad internacional, y que con el levantamiento en Tunez. En la mayoría de los casos, el papel de Ki-moon fue llamar a los líderes de la región a escuchar la voz de sus pueblos y a que respeten sus aspiraciones, aunque en el caso de Libia, apoyó una intervención internacional con la finalidad de “proteger a la población civil” de los ataques de su presidente Muamar El Gadafi. Durante la administración de Ban fue creada ONU-Mujeres, organismo que fusionó las cuatro dependencias del organismo internacional que promovían los derechos de la población femenina para fortalecer la lucha por la igualdad de género. A pesar de los avances, algunos analistas consideran que Ki-moon ha incumplido al menos dos de sus metas: en los cinco años de su primer administración no se logró un acuerdo global vinculante sobre el calentamiento global ni un acuerdo de paz duradero para Sudán. También se le ha cuestionado no promover juicios contra los responsables de la muerte de miles de tamiles en Sri Lanka, durante 2009, que muchos organismos civiles calificaron como genocidio por parte del gobierno de ese país. Además ha sido criticado por mostrarse demasiado complaciente con las posturas de Estados Unidos y muy pragmático con los cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Rusia, China, Reino Unido y Francia. Tras jurar nuevamente sobre la Carta de las Naciones Unidas, Ki-moon agradeció a los países el “gran honor” de haberlo reelegido y destacó que el mundo atraviesa por una era de “integración e interconexión” en la que "ningún país puede resolver por sí solo todos los retos y en la que todos los países deberían ser parte de la solución". En ese contexto, refirió que “el papel de las Naciones Unidas es liderar” y proporcionar resultados prácticos a la población: "que la gente pueda ver y tocar, que cambien vidas", subrayó.

Comentarios