Convoca presidente sirio a diálogo nacional

lunes, 27 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de Siria, Bashar al-Assad, convocó a autoridades, intelectuales y “personalidades de la política” a un diálogo nacional el próximo 10 de julio para debatir eventuales modificaciones a la Constitución. A través de la agencia de noticias oficial SANA, el gobierno destacó que se abordará en especial una de las exigencias de la oposición: la anulación de la cláusula 8 de la Constitución, que establece que el partido Baath, en el poder en Siria desde 1963, es el dirigente del Estado y de la sociedad. Faruk al Charaa, vicepresidente sirio, quien encabeza la “comisión del diálogo nacional”, fue quien convocó el encuentro con representantes políticos e intelectuales. Pero confió en que todos los ciudadanos sirios participen en “la edificación de una sociedad democrática pluralista que responda a las aspiraciones de la población”. Al Assad se comprometió el pasado 20 de junio a convocar a todas las facciones, personalidades, intelectuales y políticos a un diálogo nacional. Sin embargo, los actos de represión no han cesado en el país. El viernes pasado, al menos 12 personas murieron durante las protestas realizadas al término de la oración musulmana de mediodía. Además, el anuncio del régimen coincidió con la celebración de una reunión de críticos, quienes solicitaron que se realice una transición pacífica hacia la democracia y a poner fin a 40 años de tiranía de la familia Al-Assad. “Nos reunimos hoy para presentar una visión acerca de cómo poner fin a la tiranía y garantizar una transición pacífica y segura hacia un Estado anhelado: un Estado de libertad, democracia e igualdad', dijo Louay Hussein, escritor y uno de los organizadores del encuentro. Estuvieron presentes alrededor de 200 figuras entre intelectuales y activistas de la oposición con la intención de proponer “una visión sobre cómo acabar con la tiranía”, comentó Hussein. Al iniciar el encuentro, se escuchó el himno nacional sirio y luego se solicitó un minuto de silencio en memoria de los más de mil 300 sirios caídos –según organizaciones de derechos humanos-- durante la represión de las protestas desde mediados de marzo pasado. Además de reformas democráticas, los opositores exigen la salida de al-Assad y la liberación de todos los presos políticos.

Comentarios