Decide hoy Perú: Ollanta Humala o Keiko Fujimori

domingo, 5 de junio de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de junio (apro) - La derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Ollanta Humala disputan hoy la elección presidencial en Perú en medio de temores a un cambio en el modelo económico o el regreso a prácticas antidemocráticas.

 Casi 20 millones de peruanos están convocados para elegir al sucesor de Alan García, que gobernará el país por los próximos cinco años.

 “Hay que salir todos a votar sin miedo, con confianza, con esperanza, y con bastante memoria”, dijo Humala temprano este domingo tras salir a trotar.

 Por su parte Keiko Fujimori convocó a un desayuno temprano en su residencia en que dijo a la prensa que “es fundamental que todos los peruanos acudamos a las urnas. En el día de hoy decidimos el futuro de nuestro país”.

 Desde la semana pasada las encuestas han señalado de manera consistente un empate técnico entre los dos aspirantes, situación que se corroboró en cinco resultados publicados entre jueves y sábado.

Además de la incertidumbre matemática, serán unos comicios bajo el signo del temor que generan los dos aspirantes.

Humala, un militar retirado de 48 años, a quien sus opositores endilgan su cercanía al presidente venezolano Hugo Chávez, es temido por la posibilidad de que cambie el modelo económico que ha hecho de Perú el país de mayor crecimiento en América Latina en la última década.

El candidato fue apoyado por Chávez en las elecciones de 2006. Pero desde entonces Humala deslindó de él y declara sentirse más cercano al modelo brasileño e inclusive al argentino. Incluso sus asesores son brasileños.

Por su parte Keiko Fujimori, congresista de 36 años, carga el lastre del gobierno de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), caracterizado por la violación a los derechos humanos y la corrupción por los que él mismo fue condenado a 25 años de prisión en 2009.

El hecho de que la candidata esté acompañada por varios de los colaboradores de su padre aumenta la desconfianza sobre ella y la percepción de que el ex presidente puede estar manejando los hilos de la campaña desde la base policial en Lima donde se halla detenido.

Comentarios