Abre Iglesia alemana sus archivos sobre abusos sexuales

miércoles, 13 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La jerarquía católica alemana anunció hoy en la ciudad de Bonn que abrirá sus archivos eclesiásticos para que expertos independientes investiguen sobre abusos sexuales cometidos por sus sacerdotes. En conferencia de prensa, monseñor Stephan Ackermann, el encargado en la Conferencia Episcopal Alemana de todo lo relacionado con abusos sexuales, dio a conocer la noticia, y señaló que la jerarquía tomó la determinación con “sincera voluntad de esclarecimiento”. Agregó: “Queremos sacar a la luz aquella verdad que quizá yace, todavía sin ser descubierta, entre nuestros archivos”. Según la edición en internet del semanario alemán Der Spiegel, la iniciativa “no tiene precedentes en Europa”, ya que expondrá al escrutinio a todas las diócesis alemanas, permitiendo el acceso a documentación que data desde 1945. Pese a que hasta ahora se hizo pública la medida, desde abril pasado trabajan en los archivos dos prestigiados investigadores independientes: Christian Pfiffer, presidente del Instituto de Criminología de Baja Sajonia, y Norbert Leygraf, de la Universidad de Duisburgo. Se prevé que con la revisión de los archivos podrán determinarse y analizarse las causas que provocaron los abusos sexuales cometidos por el clero alemán, mismos que el año pasado generaron un gran escándalo. La jerarquía católica anunció que ofrecerá todo su apoyo a los investigadores, ante las dudas que tengan al examinar los casos archivados. En una segunda etapa y ante casos sospechosos, los investigadores y el clero localizarán a las posibles víctimas para tener contacto con ellas. Las investigaciones se desarrollarán en forma paralela a la indemnización de las víctimas, que correrá a cuenta de las distintas diócesis. La Iglesia anunció que planea indemnizar a cada víctima con cinco mil euros o más, si los casos son particularmente graves. En entrevista con el semanario Die Zeit, el criminólogo Christian Pfeiffer adelantó que hasta el momento no hay pruebas de que los abusos sexuales cometidos por sacerdotes sean más numerosos que los cometidos por otros sectores de la población, aunque esto se comprobará al investigar los archivos.

Comentarios