Desconoce grupo de contacto al régimen de Gadafi

viernes, 15 de julio de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Los más de 30 países que integran el Grupo de Contacto para Libia desconocieron oficialmente al régimen de Muamar el Gadafi. En cambio, reconocieron al Consejo Nacional de Transición (CNT), que integra al bando rebelde, como el gobierno legítimo del país africano. Reunidos en Estambul, Turquía, los integrantes del Grupo de Contacto, entre ellos Estados Unidos, Inglaterra y Francia, los que impulsaron la intervención extranjera a finales de marzo en Libia, afirmaron que "el régimen de Gadafi ya no tiene ninguna autoridad legítima". Por el contrario, definieron que el CNT es a partir de hoy "la autoridad gobernante legítima en Libia" en lo que se establece una autoridad interina. Insistieron en que el dictador, quien ha sido presidente de Libia durante 42 años, así como algunos miembros de su familia, deben irse del país africano. Con esta decisión, además de que se mantendrá el asedio militar contra el régimen de Gadafi, contribuirá a la liberación de recursos en efectivo que las fuerzas de oposición necesitan con urgencia y que el Consejo de Seguridad de la ONU mantiene congelados. Con este reconocimiento diplomático, Estados Unidos podrá entregar a la oposición un financiamiento de alrededor de 30 mil millones de dólares provenientes de las cuentas congeladas al régimen de Gadafi en bancos estadounidenses. "Para Estados Unidos el régimen de Gadafi ya no tiene autoridad legítima alguna en Libia. De tal forma yo anuncio hoy que hasta que esté establecida una autoridad provisional, Estados Unidos reconocerá al Consejo Nacional de Transición como la autoridad gobernante legítima de Libia, y actuaremos en consecuencia sobre esta base", dijo Hillary Clinton, secretaria norteamericana de Estado. Otro funcionario estadounidense de alto rango, citado por AP, dijo que la decisión del viernes significa un apoyo fuerte al CNT y que a Gadafi se le ha agotado el tiempo. Según esa fuente, el Grupo de Contacto decidió respaldar an CNT después de que éste se comprometió a cumplir sus compromisos y encontrar una vía para lograr un gobierno libio verdaderamente democrático. Dichos compromisos incluyen el cumplimiento de las obligaciones internacionales del consejo, la búsqueda de un proceso de reformas democráticas incluyentes en los ámbitos geográfico y político, y la canalización de fondos para el beneficio del pueblo libio. El bando rebelde, organizado en el CNT y apoyado militarmente por la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) controla gran parte de la región oriental y una parte occidental, mientras Gadafi controla el resto de la Nación teniendo como bastión la capital, Trípoli. Además del respaldo económico con el que contará ahora el CNT, le proporciona credibilidad como autoridad. En Libia, las acciones militares se mantienen estancadas en la línea del frente, no se ha registrado avance significativo de un bando o de otro pero ante la medida tomada hoy por el grupo de contacto, Gadafi podría cumplir su advertencia de “volar” Trípoli si el CNT intenta acercarse.