Arrecia ofensiva policiaca en Londres; van cuatro muertos

miércoles, 10 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante la escalada de violencia en la Gran Bretaña, que ya cobró la vida de cuatro personas, el primer ministro David Cameron anunció que el gobierno prepara una “gran respuesta” y, por lo pronto, autorizó el uso de cañones de agua para dispersar a los manifestantes. Cameron aseguró que la actitud más firme de la policía ha funcionado en Londres, por lo que ordenó que las autoridades del resto del país actúen de la misma manera, e insistió que los saqueadores pronto serán identificados y detenidos. Después de tres noches consecutivas de destrozos y saqueos, la presencia de 16 mil policías en las calles –seis veces más que lo habitual– evitó nuevos disturbios el martes, además de que la mayoría de comercios adelantaron su hora de cierre. “Lo que sucedió en Londres la noche pasada, cuando líderes de la comunidad y la policía se unieron, fue que hubo arrestos considerables”, dijo Stephen Kavanagh, subjefe de policía. “Sin querer decir algo que resulte demasiado anticipado, ha estado relativamente tranquilo para nosotros hasta ahora en lo que va de la noche. Esperemos que se mantenga así”, señaló por su parte la brigada de bomberos de Londres en un mensaje a través de Twitter, la noche del martes. Sin embargo, la policía informó que Manchester, la tercera ciudad en importancia, con 2.6 millones de habitantes, sufrió la peor noche de disturbios en 30 años. Cientos de encapuchados saquearon comercios de ropa y tecnología y se enfrentaron con la policía hasta ya avanzada la madrugada de este miércoles. Los uniformados detuvieron a 47 agitadores en Manchester –localizada al noreste del país– y su área metropolitana. De acuerdo con la reportera de la BBC de Londres, Ruth Clegg, entre el tumulto de los agitadores de Manchester se podía ver a niños de entre 10 y 11 años. Clegg y otro compañero de BBC Radio Manchester salieron ilesos de un ataque con ladrillos. El auto corporativo en que viajaban fue incendiado por la turba. La reportera de la BBC describió cómo los jóvenes se alegraron al ver el auto en llamas y tomaron fotografías de su acción con sus celulares. Otras ciudades del centro, como Liverpool, Leicester, Nottingham y Birmingham, también fueron escenario de incidentes. En Birmingham, que vivió su segunda noche de violencia, tres hombres de una organización asiático-musulmana murieron tras ser atropellados cuando intentaban proteger a su comunidad de los saqueadores. Haroon Jahan, Ali Shahzad y Musavir Abdul, de 30, 31y 21 años, respectivamente, fueron alcanzados por un coche en Winson Green, que según testigos se dirigió hacia ellos de manera intencional. Los tres heridos fueron trasladados al hospital de la ciudad, donde se reunieron alrededor de 200 personas de la comunidad asiática. Más tarde, debido a la gravedad de las heridas, los tres murieron. La policía detuvo a un hombre de 32 años como presunto responsable del triple asesinato. El primer ministro David Cameron calificó el hecho como un “incidente realmente terrible”, y ofreció sus condolencias a las familias de los hombres. En Nottingham, los agitadores incendiaron con cocteles molotov un colegio y una comisaría. En la capital, Scotland Yard informó que 805 personas fueron arrestadas por la violencia que desató el pasado fin de semana, a raíz del asesinato del joven de 26 años Mark Duggan, quien perdió la vida en un taxi por disparos de la policía Croydon, en Tottenham. Sólo la noche del martes hubo 113 detenciones en la zona de Manchester, 50 en Liverpool y 163 en West Midlands, 109 de ellas en Birmingham. Con los tres asesinatos de este miércoles y el de Duggan suman cuatro las víctimas mortales desde el inicio de las manifestaciones. En Glasgow, fuera de Inglaterra, dos adolescentes comparecerán hoy ante el juez, supuestamente por haber publicado mensajes en Facebook en los que incitaban a la violencia. El primer ministro dijo que el hecho de que haya niños entre los saqueadores muestra que sectores de la sociedad británica están “enfermos”. Mientras tanto, algunos ingleses se preguntan cuáles fueron las causas que originaron los peores actos de violencia registrados en Inglaterra en los últimos 30 años. Se preguntan si los motivos que mueven a los jóvenes agitadores se reducen al mero vandalismo y el ánimo de saqueo o si su ira encuentra suficiente justificación en el abandono de las áreas más marginales de las grandes ciudades, según la BBC de Londres. En entrevistas con algunos jóvenes que han participado en los disturbios en Manchester, la BBC les preguntó sobre los motivos que tuvieron para iniciar sus protestas desde el sábado 6. Y respondieron: “¿Cómo vas a renunciar a la oportunidad de conseguir gratuitamente productos que valen un montón de dinero?”, pero también argumentaron que los movían los recortes sociales del gobierno. El diario británico The Times citó uno de los mensajes difundidos por los jóvenes a través de celulares: “No importa de qué parte vengas, personalmente te invitamos a que acudas y tomes cosas. La policía ha estado fastidiándonos demasiado tiempo y sinceramente no sé por qué esto ha tardado tanto tiempo en suceder. Necesitamos al menos 200 personas con ganas. No estamos arruinados, pero ¿quién dice no a cosas gratis? “No importa que venga la policía porque los haremos retroceder. Como han visto en las noticias, no están para estas cosas. Encontrémonos a las 7 en Stratford Park y vamos a hacernos ricos”, rezaba uno de los mensajes. El martes masado, en declaraciones a la prensa, Camerón limitó los motivos de la gente para generar disturbios a “pura y simple criminalidad” que debe ser afrontada y derrotada. No obstante, algunos analistas han señalado que los recortes emprendidos el año pasado por el primer ministro ya han empezado a dejarse sentir en los barrios más desfavorecidos. También afirman que el desempleo juvenil –uno de cada cinco jóvenes entre 16 y 24 años no tiene trabajo– se  sitúa en el nivel más alto de los últimos 20 años. Mientras tanto, Cameron convocó al Parlamento, para este jueves 11,  a una sesión extraordinaria en la que se abordará el tema de los disturbios. Estiman en 100 millones de libras las pérdidas La Asociación de Aseguradoras Británica estimó las pérdidas derivadas de los disturbios de los últimos días, tanto para negocios como para particulares, por encima de los 100 millones de libras (113 millones de euros). Y según una ley que data de hace 125 años, la norma de 1886 “Riots Damages Act” (Ley de daños por disturbios), la policía británica tendría que hacerse cargo de las cuantiosas indemnizaciones que generarán los actos violentos de los últimos cuatro días. La norma de 1886 especifica que las autoridades policiales deben compensar a las víctimas de los destrozos ocasionados por personas “reunidas de manera tumultuosa” que causen altercados y exige que las víctimas se pongan en contacto con las autoridades en los 14 días posteriores a los destrozos. Algunos expertos han instado a los afectados a que acudan ante las autoridades en menos de siete días, plazo que la mayoría de aseguradoras exigen para este tipo de casos. Scotland Yard declaró al diario británico The Guardian que la policía metropolitana no tiene fondos específicos reservados  para cubrir esas contingencias “pero mantiene unas reservas para cubrir gastos inesperados”. Ed Miliband, líder de la oposición, pidió hoy que el gobierno trabaje con las aseguradoras para acelerar los trámites y así las personas cuyas casas y comercios han sido destruidos no tengan que esperar largos plazos para comenzar las reparaciones.

Comentarios