Bombardea OTAN la ciudad de Sirte, último bastión de Gadafi

viernes, 26 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Aviones británicos bajo el mando de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), atacaron un fortín de las fuerzas leales al líder libio Muamar El Gadafi en Sirte,  ciudad natal del dictador. La alianza informó que los aviones atacaron 29 vehículos armados cerca de Sirte, ubicada 400 kilómetros al este de Trípoli, la capital. Tras la incursión a la capital, que se encuentra en aparente calma, los rebeldes han intentado avanzar hacia Sirte, último bastión del régimen, en el que prevén que habrá una intensa resistencia de los miembros tribales y locales leales a Gadafi. Pese al apoyo de las fuerzas extranjeras, las fuerzas gadafistas han ofrecido resistencia, con el uso de cañones contra el aeropuerto y tiroteos esporádicos en otros sitios. La alianza militar informó que sus aviones atacaron 29 vehículos armados cerca de Sirte, a 400 kilómetros al este de la capital. Los rebeldes tratan de ocupar esa ciudad, pero anticipan una intensa resistencia de los integrantes tribales y los locales leales a Gaddafi. Funcionarios del Consejo Nacional de Transición (CNT), han señalado que para evitar un derramamiento de sangre similar al que se dio por la toma de Trípoli, realizan gestiones discretas para lograr la rendición pacífica de Sirte. No obstante, la OTAN está lista para emplear los ataques aéreos en caso de que no se llegue a un acuerdo. El secretario de la Defensa de Londres, Liam Fox, afirmó que algunos elementos del régimen de Gadafi se encuentran en Sirte “desde donde siguen librando la guerra al pueblo de Libia”. Agregó que la Alianza continuará los ataques contra la capacidad militar de Gadafi hasta que el régimen se dé cuenta de que “esto ha terminado". De acuerdo con el general de división Nick Pope, vocero militar británico, los aviones de la OTAN atacaron también plataformas de misiles tierra-aire cerca de Trípoli. Funcionarios de la Alianza citados por Associated Press dijeron que las fuerzas de Gadafi pretendían activar sus armas antiaéreas para desviar los vuelos humanitarios y civiles al aeropuerto de Trípoli. Sathi Shneibi, comandante rebelde en Trípoli, afirmó que el vado insurgente controla la mayor parte del aeropuerto de la ciudad, pero que las fuerzas de Gadafi lo cañoneaban desde una base militar cercana que había estado controlada por Jamis, un hijo del líder libio quien sigue sin aparecer. Por otra parte, Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que las fuerzas leales a Gadafi mataron a numerosos detenidos en dos campamentos militares de Trípoli los pasados 23 y 24 de agosto, hechos que, dijo el organismo, constituyen un crimen de guerra. A través de un comunicado AI pidió a las partes en conflicto que se aseguren de que “no se causan daños a prisioneros que se encuentran bajo su custodia”. El organismo relató en su comunicado los testimonios de algunos detenidos que se escaparon del campamento militar de Khilit al Ferjan en Trípoli, en donde, según describieron, el martes pasado las tropas gadafistas dispararon contra grupos de prisioneros. En otro campamento en Qasr Ben Ghashir, según AI, los guardias dispararon contra cinco personas que estaban detenidas bajo régimen de aislamiento. Ante estos hechos, AI urgió a las fuerzas gadafistas a “frenar de forma inmediata esas matanzas de prisioneros” y lamentó que sus tropas continúen con su “desprecio flagrante” por la vida humana y la ley humanitaria internacional aunque el coronel Gadafi esté acorralado y sobre él penda una orden de detención internacional.

Comentarios