Nuevo ataque en Siria dejan 66 civiles muertos

domingo, 7 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos 66 personas murieron hoy en un nuevo ataque del Ejército sirio en las ciudades de Deir al Zor y de Homs, donde embistió con tropas de tierra y carros de combate para sofocar las protestas, mientras el presidente Bashar el Assad insistió en que seguirá actuando "con firmeza". Alrededor de 200 tanques entraron en la madrugada en Deir al Zor, la ciudad más grande del noreste del país convertida en uno de los bastiones de las protestas contra Al Assad, donde testigos informaron que fueron atacados con granadas. Ante el intenso asalto en varios barrios, sus habitantes intentaron instalar barricadas improvisadas, con automóviles, rocas y postes, para impedir el acceso de los vehículos militares por las calles más estrechas, informó la agencia de noticias DPA. En tanto, agentes del Servicio Secreto se llevaron anoche al líder opositor y médico Walid al Bunni junto a sus dos hijos y se desconoce su paradero, informaron los activistas sirios en Líbano. Al Bunni ya pasó varias veces por la cárcel por su implicación en la defensa de los derechos humanos. Por otra parte, la ofensiva militar en Homs dejó decenas de civiles muertos, según denunció el Observatorio de Derechos Humanos Sirio. En tanto, el presidente Al Assad se comprometió hoy a proseguir "con paso firme" su programa de reformas, mientras justificó la actuación de las fuerzas de seguridad que cumplen el "deber del Estado" de proteger a los ciudadanos de "los forajidos" que se dedican a "aterrorizar a la población". Así lo hizo saber en un encuentro mantenido con el ministro de Asuntos Exteriores libanés, Adnan Mansur, quien a su vez criticó los "intentos extranjeros de interferir en los asuntos internos de Siria", según citó la agencia oficial de noticias siria, Sana. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en tanto, se mostró "alarmado" por la escalada de violencia de los últimos días en Siria y así se lo ha hecho saber a al Assad en una conversación telefónica mantenida ayer. En la conversación, el secretario general de la ONU exigió al presidente sirio que detenga "de manera inmediata" el uso de fuerza militar contra la población civil, según informa un comunicado hecho público por la oficina de prensa de la ONU.

Comentarios