Demandan penalmente al Papa por "encubrir" crímenes sexuales

martes, 13 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Una organización que apoya a víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, denunció hoy al Papa Benedicto XVI ante la Corte Penal Internacional (CPI) por encubrir “violaciones y crímenes sexuales contra niños en el mundo entero”. La denuncia fue presentada por la Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés), e incluye, además del Papa, a tres influyentes cardenales del Vaticano: Tarcisio Bertone, secretario de Estado; Angelo Sodano, su predecesor en el cargo; y William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Papa y los tres cardenales, de acuerdo con la demanda, son responsables de “haber tolerado y hacer posible el camuflaje sistemático y extenso de violaciones y crímenes sexuales contra niños en el mundo entero”. Miembros de SNAP provenientes de varios países viajaron a La Haya, Holanda --donde se encuentra la CPI— para pedir la apertura del proceso judicial contra Benedicto XVI y los cardenales, “por su responsabilidad directa como superiores jerárquicos”. Los acusan de haber participado en el “encubrimiento generalizado y sistemático de violaciones y crímenes sexuales”. A la demanda agregaron un anexo de 10 mil páginas donde documentan muchos casos de pedofilia perpetrados por sacerdotes católicos en todo el mundo, con la complicidad del Vaticano. Pamela Spees, abogada de SNAP, señaló que las víctimas son “decenas de miles”, principalmente niños. Y agregó que es la “primera vez que un tribunal internacional declara su jurisdicción sobre el Vaticano, por sus delitos cometidos en todo el mundo”. La Corte Internacional de La Haya, según SNAP, “considera a la agresión sexual violenta como un delito de lesa humanidad”, por lo que Benedicto XVI debe ser juzgado con todo el rigor de la ley, como cualquier criminal. SNAP, creada hace 23 años en Estados Unidos, señala que las mismas autoridades eclesiásticas estadunidenses han reconocido que 6 mil de sus sacerdotes han sido acusados de pederastas. La organización –que actualmente cuenta con 10 mil miembros en diferentes partes el mundo— también inició hoy una gira por varios lugares de Europa para protestar contra el Papa. Estará en Ámsterdam, Bruselas, Berlín, París, Viena, Londres, Dublín, Varsovia, Madrid y finalmente Roma, donde el próximo 20 de septiembre realizará una manifestación de repudio ante las puertas del Vaticano. Por su parte, el portavoz de la Fiscalía de la CPI, Florence Olara, confirmó que ya recibieron la denuncia y la documentación de SNAP. Y advirtió que no harán distinciones sólo por tratase del Papa. La Corte, adelantó, “tomará una decisión a su debido tiempo”. De ser declarados culpables, el pontífice y los tres cardenales serán llevados a prisión. Interrogado sobre la demanda, el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, no quiso externar ningún comentario.

Comentarios