Rechazan estudiantes chilenos propuesta de su presidente

viernes, 16 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) rechazó la respuesta del gobierno de Sebastián Piñera, que sólo aceptó dos de las cuatro propuestas que entregaron los alumnos para solucionar el conflicto estudiantil, y llamó a un nuevo paro nacional para el próximo jueves 22. “Lamentamos profundamente que el gobierno se haya negado a entregar condiciones, la verdad mínimas, de sentido común, porque nosotros estamos dispuestos al diálogo”, dijo el vicepresidente de la Confech, Francisco Figueroa. Con la respuesta parcial a las exigencias para instaurar una mesa de negociación, dijo, “el gobierno vuelve a romper la posibilidad de diálogo”. El pasado jueves 8, los estudiantes condicionaron su presencia en los grupos de trabajo para el diálogo a cuatro puntos: asegurar transparencia en el diálogo, no entregar recursos públicos a instituciones que lucran, suspender la tramitación de los proyectos de ley enviados al Parlamento y postergar el calendario académico que fija que el 10 de octubre parte el segundo semestre. El gobierno chileno anunció ayer que estaba dispuesto a acoger los dos primeros puntos y llamó a los estudiantes a negociar cuanto antes. El ministro de Educación, Felipe Bulnes, dijo que se rechazaba la principal de las cuatro exigencias impuestas: paralizar la tramitación de dos proyectos de ley sobre educación enviados al Congreso, sin consensuarlos con ellos. Los proyectos consisten en rebajar de 5.6% a 2% los intereses de un crédito privado avalado por el Estado al que recurren hoy los universitarios para pagar los aranceles, y en permitir la renegociación de la deuda para unos 110 mil estudiantes morosos. El Ejecutivo tampoco aceptó adaptar el calendario escolar y universitario para que los estudiantes puedan recuperar las clases perdidas durante las movilizaciones, que iniciaron desde hace cuatro meses en reclamo a los altos costos de la educación en Chile. Al término de una reunión en la que los dirigentes estudiantiles debatieron en la ciudad de Valparaíso la respuesta gubernamental, Figueroa dijo que “el Ejecutivo ha hecho una vez más la apuesta de creer que el movimiento está debilitado, pero la verdad es que no es así”. Además, aseguró que la Confech estuvo de acuerdo en realizar un llamado a una nueva movilización nacional para el próximo jueves a partir de las 11.00 hora local (14.00 GMT). A su vez, el ministro Bulnes pidió a los estudiantes secundarios y universitarios, así como a la directiva del Colegio de Profesores, “trabajar desde mañana mismo” porque los plazos están corriendo y es fundamental normalizar las actividades académicas cuanto antes.

Comentarios