Habrá elecciones en Libia en 20 meses

viernes, 2 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo Nacional de Transición (CNT), reconocido internacionalmente como el gobierno legítimo en Libia, anunció la celebración de elecciones para una Asamblea Constituyente dentro de ocho meses, anunció el presidente del órgano rebelde, Mustafá Abdel Jalil. Además, dijo, dentro de 20 meses habrá elecciones generales para elegir a su nuevo presidente. El anuncio fue hecho por Abdel Jalil en Bengasi; informó que el órgano ejecutivo encargado de la transición se trasladará a Trípoli la próxima semana, desde donde administrarán al país. “Iremos a Trípoli la próxima semana. Trípoli es nuestra capital”, declaró el líder rebelde ante mandatarios tribales y militares en Bengasi. Antes, el representante del CNT en Reino Unido, Guma Al Gamaty, anunció que quedó establecida la hoja de ruta para el periodo de transición que se prevé dure 20 meses. Durante ocho meses, el CNT dirigirá Libia antes de que una asamblea elegida por el pueblo asuma el poder en el país para redactar una Constitución, y “al cabo de un año (...) se celebrarán elecciones”, precisó Al Gamaty a la BBC de Londres. “Por lo tanto, tenemos ocho meses y un año antes de las elecciones finales, a la vez parlamentarias y presidenciales. Y con un poco de suerte, después de unos 20 meses, el pueblo libio habrá elegido a los dirigentes que quiere”, añadió el representante del CNT. Para Gamaty, “el proceso de transición ha comenzado”, pese a que continúan los combates entre rebeldes y fuerzas leales al dirigente libio. “En la medida en que Trípoli está estabilizada y segura, lo que es prácticamente el caso ahora, y en que la mayoría de las otras ciudades del país también lo están, los libios pueden empezar el proceso de transición”, consideró. Respecto del paradero del líder libio Muamar El Gadafi, refirió que éste está aislado pero “es sólo cuestión de tiempo antes de que sea detenido, a no ser que lo maten si se resiste”, dijo. En dos mensajes sonoros difundidos este viernes, a través de la cadena Arrai, Gadafi expresó su intención de no rendirse, seguir combatiendo y lanzar una guerrilla. Por su parte, el CNT mantiene sus tropas en algunas regiones del país, en particular en Sirte, ciudad natal del dictador libio ubicada a 360 kilómetros al este de Trípoli. El jueves pasado, el Grupo de Contacto para Libia, liberó 15 mil millones de dólares de los bienes congelados al régimen de Gadafi para que el CNT enfrente los costos de la transición y la Unión Europea suspendió las sanciones contra 28 entidades económicas libias para ayudar al repunte de la economía. Tras haber apoyado militar y financieramente al bando rebelde, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hilary Clinton pidió a los dirigentes de “la nueva Libia” que combatan al extremismo. Esto luego de que surgieran dudas sobre algunos miembros del CNT considerados allegados a los islamitas de Al Qaida. La respuesta a la funcionaria estadunidense provino del ministro del Interior del CNT, Ahmed Darrat, quien afirmó que “decir que hay extremistas armados en Libia es repetir lo que decía Gadafi". En tanto, se reiniciaron las operaciones petroleras para recuperar su capacidad de producción, que antes del estallamiento de la rebelión era de 1.7 millones de barriles diarios, según difundió la revista Middle East Economic Survey (MEES). Según la publicación, los líderes libios prevén que antes de octubre se estarán produciendo entre 100 mil y 120 mil barriles diarios y paulatinamente la irán incrementando hasta alcanzar los niveles que tenía antes del levantamiento rebelde. Panos Mumtiz, coordinador humanitario de la ONU en Libia, afirmó que hay “una enorme penuria de gasolina" y de agua, “grave” que afecta las necesidades de las organizaciones humanitarias.