Cae al mar avión chileno con 21 personas a bordo

sábado, 3 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Chile amaneció hoy conmovido por la caída de un avión militar CASA 212 con 21 civiles y uniformados a bordo, que apoyaban la reconstrucción del archipiélago de Juan Fernández en el Pacífico, asolado por un tsunami recientemente. "Estamos ante un escenario adverso", dijo el ministro de Defensa, Andrés Allamand, antes de embarcar en un carguero Hércules C-130, para liderar el rescate, junto al jefe de la Fuerza Aérea, Jorge Rojas. El ministro, en todo momento vestido de negro, agradeció el apoyo y cariño expresado por la ciudadanía hacia los militares, funcionarios de gobierno y trabajadores de la televisión a bordo de la nave. La tragedia, una de las mayores en la aeronáutica chilena en los últimos años, movilizó ya fragatas, aviones militares y embarcaciones civiles a la zona, distante 670 kilómetros de las costas chilenas. Equipos de rescate encontraron hoy sábado cuatro cadáveres y partes del avión, por lo que se vislumbraban pocas probabilidades de hallar con vida a alguna de las 21 personas que viajaban en el vuelo. Los buzos tácticos se arrojaron en la noche al mar, en medio de olas de cuatro a cinco metros. El presidente Sebastián Piñera, tras confirmar que en la nave iban también dos funcionarios del Consejo Nacional de la Artes y la Cultura, admitió que la tragedia "es un golpe muy duro para el país". Felipe Paredes, control de la torre del aeropuerto de Juan Fernández, reveló que la nave no pudo bajar a tierra por los fuertes vientos en la zona. Una de las últimas señales de los pasajeros la emitió vía Twitter el empresario Felipe Cubillos, impulsor de una iniciativa social para reconstruir el centro-sur de Chile, asolado por un terremoto el 27 de febrero de 2010. Cubillos, enfocado en reconstruir las escuelas del país, es hermano de la diputada Marcela Cubillos, pareja del ministro de Defensa. También es hijo del fallecido excanciller chileno Hernán Cubillos (1978-1980). Juan Fernández, de sólo 600 habitantes, es un archipiélago compuesto por las ínsulas Robinson Crusoe, Alejandro Selkirk y Santa Clara, además de islotes menores. Los cuatro cadáveres recuperados hasta ahora del accidente aéreo en el archipiélago fueron trasladados a la base aérea El Bosque, en Santiago de Chile, según informó la Fuerza Aérea. Los restos, que aún no son identificados, serán llevados hasta el Servicio Médico Legal para las labores de identificación. El inspector general de la Fuerza Aérea chilena, Ricardo Gutiérrez, dijo que el operativo de rescate continuará día y noche, pese a las variables condiciones climáticas que el archipiélago ha registrado todo este sábado.    

Comentarios